Crisis abierta en el Partido Socialista

El actual alcalde de Linares, Juan Fernández, en primer plano y Daniel Campos detrás, en una imagen de archivo. /ENRIQUE
El actual alcalde de Linares, Juan Fernández, en primer plano y Daniel Campos detrás, en una imagen de archivo. / ENRIQUE

Juan Fernández da sus argumentos para poder presentarse como candidato a la Alcaldía | A pesar de la insistencia del alcalde, desde Jaén no la aceptan por encontrarse «suspendido cautelarmente de la militancia»

ALMUDENA GARRIDOLINARES

La crisis en el Partido Socialista se acrecienta con el paso de los días. El pasado jueves finalizaba el plazo de presentación de candidaturas para la alcaldía del municipio y el alcalde de Linares, Juan Fernández, sorprendió, una vez más, presentando la suya a pesar de la suspensión cautelar que posee como militante socialista. Tras estos acontecimientos, Fernández compareció ayer en rueda de prensa para exponer sus argumentos.

«El pasado miércoles envié un burofax a la Comisión Provincial de Ética y Garantía de la provincia en el que expresé mi deseo de presentarme a la reelección y, por lo tanto, eso quiere decir que tiene que haber unas primarias en el partido. El plazo finalizó el pasado jueves y cada cual tenía que cumplir con sus deberes. En mi caso, comuniqué mi deseo de concurrir. Ahora hay que comprobar quién cumplió con el procedimiento y quien no porque para esa fecha, cualquier otra opción debería tener el 50% de las firmas de militantes, cosa que no sé si habrá ocurrido», explicó el primer edil.

Fernández aseguró que «poseo el escrito y la justificación del burofax y parece que no se dieron por aludidos, pero lo que sí me dijeron es que el secretario actual del PSOE afirmó que yo no me podía presentar. ¿Quién es él para decir eso? Además de un traidor y un cobarde. ¿Es que ya lo tienen pasteleado y hablado? ¿Tan importante es la orden desde Sevilla, tanto se juega como para traicionar a dos personas?», cuestionó el alcalde.

Tras el plazo de presentación de solicitudes, desde la Comisión Provincial de Jaén sólo se reconoció la candidatura de Daniel Campos a la alcaldía de Linares. No obstante, hasta mañana 13 de mayo se pueden presentar alegaciones. La razón del no reconocimiento de la candidatura de Juan Fernández es por encontrarse «suspendido cautelarmente de la militancia del PSOE».

Según Juan Fernández, «al PSOE le dimos cinco victorias seguidas en las elecciones municipales. Además, mantuvimos la paz durante quince años a pesar de ser la época más conflictiva y difícil, internamente para el partido y socioeconómicamente para nuestra ciudad. Se inventa una serie de trampas, de las que es corresponsable. Por tanto, vuelvo a decirle a todos ellos que se sienten delante de todos los medios de comunicación y debatamos las razones por las que quieren suspendernos. Son tan prepotentes que pensaban que después de la suspensión cautelar de militancia no nos íbamos a presentar y eso es mucho presuponer porque, además, es que tenían tanta prisa que pasaron como elefante por cacharrería en el procedimiento».

En cuanto a las razones de su suspensión, el alcalde aseguró que «si el problema es de procedimiento, le digo que todas las decisiones fueron colegiadas; si es cuestión económica, sin la firma de Pilar Parra no se puede sacar ni un céntimo de las cuentas del partido. Además, Luis Moya es el secretario del grupo, el tesorero, el que lleva los movimientos económicos y todo ello bajo la supervisión del que era el secretario de política municipal, Daniel Campos. Lo que están haciendo es trampear jugando con el honor y la dignidad de las personas. Llevo 30 años en política y no me puede decir ni Dios que esto es una deshonra económica».

Inicio del conflicto

En su intervención, Fernández recordó los motivos por los que se inició este conflicto que se alarga en el tiempo dentro del Partido Socialista de Linares. «Las traiciones vienen de atrás, de sentimientos ocultos de las personas, pero puedo asegurar que esto viene desde el pasado 11 de septiembre, en las primarias de Francisco Reyes, el secretario general. En esa asamblea les recriminé que no se hablara para nada, salvo los aplausos a Reyes, de lo que iba a ocurrir el 14 de septiembre en Linares, una gran manifestación.

«Si quieren, que me echen por poner a mi ciudad por delante, por reivindicar proyectos que llevan quince años en el cajón, con los cuales, no nos han hecho caso y por reivindicar el cumplimiento de los convenios y obligaciones firmadas por la administración. Si eso es ir en contra de tu propio partido lo acepto, pero jugar con la dignidad, el honor y la imagen de las personas, eso es de ser precisamente malas personas».

Al hilo de esta cuestión, hizo hincapié en que «precisamente le están haciendo esto a las personas que hemos hecho que ellos estén gestionando el PSOE. Tienen que estar en esto, no eliminando a los que les han dado los mejores momentos al PSOE, el mejor currículum al partido a nivel local. Pasan de eso y lamento que sea así, que me echen por eso. ¿Tanto miedo me tienen, esto es limpio? Esto no es jugar limpio. Además, es Sevilla quien tiene que decirlo, que me cabe esperar lo que pueda ocurrir, pero no entiendo por qué él lo tiene que saber ya, ¿es que lo tienen así programado?».

Desde la Alcaldía se explicó que «Daniel Campos, para presentarse, tenía que haberlo hecho con más de cien firmas, mientras no se demuestre lo contrario, o cualquiera que quiera buscar otra interpretación de ese reglamento, yo puedo presentarme».

Incumplimientos

Juan Fernández también quiso criticar los «incumplimientos reiterados con Linares», alegando que «con todo el cinismo y la hipocresía del mundo les escuchas determinadas frases falsas porque ya no saben cómo justificar determinados asuntos. Anuncian a bombo y platillo ciertas actuaciones que empezaron hace más de ocho años y que todavía no han finalizado. Yo no le voy a hacer palmas a nadie porque no puedo. Porque si el ramal ferroviario empieza ahora a echar balastro de nuevo, es una inversión perdida. Aun así, como no esté redactado el proyecto de enlace con la vía central, es una vía muerta, al igual que la entrada a Santana. Como no adecuen ese espacio para facilitar la instalación de empresas no se va a poder hacer nada. Ante esto, ¿qué tiene que hacer un alcalde? ¿Qué pasa que porque sea del PSOE al que le estoy reclamando los incumplimientos ya no se los puedo reclamar? ¿Por eso me quieren echar y abrirme un expediente para que no me pueda presentar?», dijo.

Según el alcalde, «yo no he sido el que me he ido a ningún cargo. Llevo 28 años en este ayuntamiento y he tenido muchas oportunidades de irme a donde fuese y quitarme de problemas, y más en estos últimos tiempos. Me da igual que no me reconozcan eso, pero lo único que le pido a la ciudadanía es que entiendan que siempre he defendido lo que no es justo para Linares, si eso es motivo para que te echen de un partido, lo podría entender, pero que no orquesten otras historias que tienen que ver con la honradez y la honestidad porque les toca a ellos directamente. Si no son capaces de explicar públicamente el por qué quieren sacarnos del partido están mintiendo o algo ocultan. Yo sé que me tengo que ir, pero así no».

Candidato oficial

Por otro lado, Daniel Campos anunció en sus redes sociales su precandidatura a la alcaldía por el PSOE de Linares asegurando que «compartí conversaciones e ideas con muchos compañeros y compañeras de mi agrupación en los últimos meses. Creamos grupos de trabajo y recibimos en la sede a muchas personas y asociaciones. Hemos pensado en la ciudad y en soluciones para ella. Tenemos un proyecto nuevo para Linares del que queremos que formes parte».

El discurso lo finalizó invitando a todos los ciudadanos a sumarse a su candidatura. Hay que recordar que Daniel Campos fue elegido como secretario general del Partido Socialista el pasado 19 de noviembre de 2017 en unas elecciones internas que fueron el punto inicial de la nueva andadura de Campos junto a su nueva ejecutiva.

Fotos

Vídeos