El Ayuntamiento pide la colaboración de la ciudadanía para evitar derrumbes

Imagen del mercado de Linares tras su derrumbe por los fuertes vientos. /IDEAL
Imagen del mercado de Linares tras su derrumbe por los fuertes vientos. / IDEAL

A través de un bando del alcalde, el primer edil solicita a los propietarios de los edificios y casas con este riesgo que revisen sus propiedades

JÉSSICA SOTOLINARES

A raíz de las fuertes rachas de viento que se han registrado en la ciudad en las últimas semanas con el paso de varios temporales, el alcalde de Linares, Juan Fernández, ha publicado un bando municipal en el que muestra su «preocupación» por la situación en que encuentran construcciones, edificios e instalaciones en el núcleo urbano «debido a la falta de conservación por parte de los propietarios y que garanticen las debidas condiciones de seguridad y funcionalidad», según se cita en el bando, tal y como establece el artículos 51 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía 7/2012 de 17 de diciembre.

Pese a que se ha incentivado la inspección por parte de los servicios técnicos municipales, el primer edil recuerda la «obligación» que tienen todos los propietarios de las fincas urbanas de mantener las edificaciones y construcciones en perfectas condiciones de seguridad, funcionalidad y ornato, especialmente a lo largo de todas sus fachadas.

La prevención debe ser mayor, apostilla el alcalde, ya que la Semana Santa propicia la presencia de más vecinos en la calle, «hecho este que debe de incrementar más las actuaciones por parte de los propietarios de los inmuebles cuyas circunstancias constructivas reclamen una actuación inmediata. Es un deber de todos evitar males mayores que pudieran producirse no sólo como consecuencia del incumplimiento de sus deberes urbanísticos, sino especialmente por los fenómenos metereológicos que estamos sufriendo», indica el bando.

Implicación de la ciudadanía

Por último, Juan Fernández cierra el bando solicitando la colaboración de la ciudadanía (propietarios, comunidades de vecinos y particulares), «para que revisen sus propiedades y evitar males mayores» que puedan provocar desprendimientos de cornisas, balcones, pretiles de terraza, remates de cubierta y/o elementos decorativos de fachadas.

«Todos debemos de contribuir en nuestro cotidiano vivir para garantizar una ciudad que no ponga en peligro a ningún vecino o vecina», concluye el bando.

Desde el área de Urbanismo se está mandando notificaciones a los propietarios de inmuebles en los que han detectado anomalías para que actúen al respecto y eviten situaciones de peligro. A su vez, desde el Consistorio piden que los vecinos que también lo comuniquen al propio Ayuntamiento si son ellos los que consideran que el estado del edificio o casa donde residen puede verse alterado con algún desprendimiento. La mayor consecuencia que acarreó el mal tiempo en la ciudad fue el derrumbe del Mercado de Abastos de Santiago, el pasado 11 de marzo, además de desperfectos en la fachada de un edificio de gran altura en la calle Senda de la Moza, y que obligó a evacuar a dos familias de sus viviendas.

Temas

Linares

Fotos

Vídeos