«Estamos apostando por un cambio racional del modelo productivo»

Manuel Gámez.
Manuel Gámez. / ENRIQUE

Manuel Gámez, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Linares, revela los retos que tiene por delante la Cámara de Comercio cuando el municipio apremia una mejora de su estructura económica

JÉSSICA SOTOLINARES

Manuel Gámez recibió anoche la medalla de oro de la Orden de la Cámara de Comercio de España. Un galardón que reconoce sus más de tres décadas trabajando activamente en la Cámara de Comercio de Linares.

-¿Qué supone para usted recibir la medalla de oro de la orden de la Cámara de España?

-Para ser sincero, cuando me comunicaron la concesión, lo primero que me vino a la mente de manera muy gráfica fue que las medallas, al menos en este caso, tendrían que estar troqueladas en el reverso con marcas de porciones, como un diagrama de tarta. Así podría decir esta porción me corresponde a mí, aunque solo sea por el tiempo dedicado durante 35 años. Otra porción para mi familia, personificada en mi mujer Mari Tere, pues han compartido preocupaciones y alegrías y me han arropado con su apoyo y comprensión. Y otras porciones para ese nutrido grupo de cooperadores necesarios, que en distintos momentos y medida han contribuido a facilitar mi tarea.

-¿Qué méritos cree que han encontrado en usted para distinguirlo con este reconocimiento?

-Creo que con este reconocimiento se ha tratado de premiar en mi persona a toda una gestión que no me debo arrogar sin hacer partícipes, abundando en mi anterior respuesta, a los miembros del Pleno y el Comité Ejecutivo que me han acompañado en mi trayectoria cameral y como no podía ser menos a un formidable equipo de trabajadores.

-¿Qué balance hace de su gestión al frente de la Cámara de Linares?

-A pesar de la crisis y de los momentos convulsos vividos por las Cámaras de Comercio e Industria en todo el territorio nacional, esta Cámara de Linares, con mucha imaginación, dinamismo, trabajo y dedicación de todos ha logrado un balance muy positivo, ampliando infraestructuras con la construcción de un Centro de Innovación, una Incubadora de empresas y un Vivero Industrial que dan sentido al Campus Científico-Tecnológico de nuestra ciudad y respuesta a los proyectos innovadores de Linares. En cuanto al ámbito institucional, destacaría el compromiso establecido con el Ayuntamiento de Linares, colaborando en la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de innovación empresarial que contempla la captación de emprendedores, ayudas, incentivos, innovación social y espacios de coworking. Y de modo particular nos sentimos muy orgullosos de que en reconocimiento a esta manera de entender el trabajo en cooperación, la Federación Mundial de Cámaras en su Congreso Mundial celebrado en Qatar en el año 2013, premió a la Cámara de Linares como ejemplo de una Cámara que puede trabajar por el desarrollo de su territorio en colaboración con todos los agentes económicos y sociales.

-En unos momentos en los que Linares registra una elevada cifra de desempleo, ¿qué papel debe jugar la Cámara de Comercio?

-Estamos apostando por un cambio racional del modelo productivo, adaptado a los desafíos de este tiempo, donde cada vez es más difícil conseguir producciones de grandes series, monopolizadas por los países del sudeste asiático y más cerca por los núcleos de población mejor situados logísticamente. Debemos fomentar la creación de empresas de base tecnológica capaces de constituir un polo de atracción de empresas de fabricación 4.0, al amparo de eficaces programas de innovación y emprendimiento, pero para eso hace falta dinero, mucho dinero y las infraestructuras necesarias para posicionarnos en el mapa logístico al que me he referido antes. Esto pasa por conseguir que las administraciones se conjuren de una vez por todas para dar cumplimiento a las sempiternas reivindicaciones de la provincia: la conclusión total de la autovía A-32, la infraestructura ferroviaria que posibilite la viabilidad del corredor central mediterráneo, los nudos logísticos y nuestro puerto seco, la conexión ferroviaria con Vadollano y la puesta en funcionamiento del centro nacional de protección de infraestructuras críticas, entre otras. Qué duda cabe que todo esto requiere tiempo, que se trata de una apuesta a medio-largo plazo, por eso espero que no desfallezcamos en el intento.

-¿Cuáles son los principales retos de la Cámara de Comercio a corto y medio plazo en Linares?

-Mantener una oferta de servicios atractiva para las empresas de la ciudad, convertirnos en el brazo operativo del Ayuntamiento para el fomento y desarrollo del tejido económico, seguir desarrollando nuestro centro comercial abierto y buscar, buscar y seguir buscando inversiones para nuestra ciudad, tal y como hemos hecho en estos últimos años para conseguir un Linares cada vez más atractivo.

Fotos

Vídeos