Alegre bienvenida a la Navidad

Unos de los villancicos que bailaron./ENRIQUE
Unos de los villancicos que bailaron. / ENRIQUE

Niños y mayores participan en el Encuentro Intergeneracional que se celebró en El Pósito

JÉSSICA SOTO QUESADALINARES

Ana María Romero es una de las 150 personas que, aproximadamente, asistieron al Encuentro Intergeneracional de Navidad que organizó el martes el Patronato de Bienestar Social del Ayuntamiento de Linares, en colaboración con el colegio Cardenal Spínola y la guardería Sagrado Corazón.

Hasta el auditorio de El Pósito se desplazaron usuarios y socios de la Residencia Mixta de Personas Mayores, residencia 'La Granja', residencia 'Nuestra Señora de las Mercedes' y su estancia diurna, la residencia 'Santa Teresa de Jesús', los centros sociales polivalentes de Arrayanes y San José 'Paqui Rojas', la AVV La Esperanza y Sanitas Residencial Marqueses de Linares.

«He trabajado en el colegio de Las Esclavas durante 15 años y vengo porque me gustan estas actuaciones e intento no perderme ninguna», dijo Ana María. Además de personal del Patronato, también se contó con varios voluntarios que estuvieron muy pendientes de los pequeños. Una de ellas fue Paqui Murillo. «Es un encuentro muy bonito porque está muy bien que se junte la gente mayor con la gente joven. Todos esperan este día con alegría porque lo pasan bien los niños y sus padres y lo pasamos bien», señaló Murillo.

María Miraya también se sumó a la celebración como voluntaria del colegio Cardenal Spínola. Ella, además, ejerció de 'rey mago' entregando regalos a niños y mayores al final de la mañana. Para ella, lo más reseñable de este tipo de encuentros es cómo lo viven los niños y los valores que se trasmiten. «Ellos tienen en este día mucha ilusión porque en el colegio les dicen cómo se tienen que comportar y las profesoras los animan muchísimo. Es importante para ellos que aprendan el significado de la Navidad porque conviven en el colegio niños de muchas razas. Al principio cuesta trabajo que haya una buena convivencia pero luego conviven, juegan y se llevan bien», recalcó Miraya.

De esta manera, desde el colegio trasladaron su celebración navideña desde su centro educativo al auditorio de El Pósito. «El objetivo de esta actividad es celebrar el comienzo de la Navidad, el sentido cristiano que tiene para nosotros como centro católico, compartirlo con los mayores de Linares, darles una alegría y hacer que las familias que viven en ese barrio vengan aquí y puedan disfrutar de este lugar maravilloso», dijo Carmen López, directora del colegio Cardenal Spínola.

En cuanto al encuentro en sí, comenzó con un pregón de adviento, le sucedió un pequeño teatro titulado 'El Nacimiento' y no faltaron los villancicos como 'El buey no dice un muuu' y 'Tarantán'.

Con el paso de los años han conseguido que las familias se involucren en este tipo de actividades y en la educación de los niños. De hecho, desde hace un año son centro reconocido como comunidad de aprendizaje e invitan a las familias a que formen parte del día a día del colegio. El ejemplo más reciente lo tuvieron días atrás cuando los propios padres participaron en un belén viviente en el colegio. A su vez, desde el Patronato motivaron la celebración de estos actos. «Hoy es un día especial para los niños, mayores y sus familias porque el interactuar, salir de sus centros y de sus barrios y venir a un espacio común realmente es importante para todos», explicó Marisa Yagüe, responsable del programa de envejecimiento activo del Patronato.

Fotos

Vídeos