Ideal

Presenta las ayudas para mejorar el acceso a la vivienda y frenar los desahucios

Catalina Madueño explicó los programas que pondrá en marcha la Junta en materia de vivienda.
Catalina Madueño explicó los programas que pondrá en marcha la Junta en materia de vivienda. / ENRIQUE
  • Catalina Madueño explicó ésta y otras cuestiones relacionadas con la vivienda y la rehabilitación a los ediles de la comarca de Linares

El salón de Plenos del Ayuntamiento de Linares acogió una reunión con los alcaldes de los consistorios de la comarca para que conociesen las líneas de trabajo, dentro del Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía que la Junta, que se aprobó el pasado mes de agosto. La secretaria general de Vivienda de la Junta de Andalucía, Catalina Madueño, fue la que informó a los primeros ediles de las convocatorias que ya están saliendo y de las que está previsto que van a salir en breve, así como la dotación económica y las condiciones a las que se van a poder acoger, entre otros aspectos de las mismas.

«Aprovecharemos también para hablar de otras líneas generales en materia de políticas de vivienda que tiene la Junta de Andalucía relacionadas con la gestión del Parque Público, la actuación de cara a los desahucios y todas las medidas que están ahora puestas en pie», señaló Madueño.

Alquiler y rehabilitación

Según la secretaria general, los tres objetivos fundamentales del Plan de Vivienda son la lucha contra los desahucios «y evitar que cualquier persona pueda perder su vivienda por cuestiones económicas», el apoyo a las familias para que no puedan perder su vivienda y la reactivación de la economía por medio de la rehabilitación, además de las actuaciones que se hacen en los municipios.

En el caso de los desahucios, Madueño explicó que, por un lado, hay un plan de actuación que afecta directamente a la gestión del Parque Público de Viviendas que es titularidad de la Junta de Andalucía. Por otro, una línea de ayudas. La más importante es una de apoyo al alquiler que cubre tres años para los vecinos que han sido desahuciadas de su vivienda en propiedad.

«Las otras líneas que hay de apoyo también para que las personas no pierdan sus viviendas son otras de apoyo al alquiler, que ya han salido dos convocatorias. Hay otra que está previsto que salga en breve y que son las convocatorias que dependen de la firma de los convenios con el Plan estatal. Por cierto, tengo que decir que todavía no tenemos el visto bueno del Estado para firmar el convenio y la aplicación de las ayudas de este año», destacó Madueño.

Respecto a la rehabilitación, se planifican actuaciones tanto en viviendas como en los edificios privados y públicos. Además, también hay otras pequeñas ayudas para la adecuación funcional básica de viviendas para eliminar barreras arquitectónicas y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Por otro lado, está el trabajo que desarrollan en las ARRU (Áreas de Renovación y Regeneración Urbanas) que, en el caso de Linares, se contemplan en la barriada de Arrayanes. «Toda la política de rehabilitación está incluida dentro de lo que denominamos ARRU y que de forma paulatina y coordinada con el Ayuntamiento hemos sacado a licitación diversas actuaciones no solo en el parque público de la Junta, sino también en espacios públicos en donde también hemos trabajado de la mano de las asociaciones vecinales para saber sus necesidades. Se han licitado y están prácticamente en fase de adjudicación», señaló el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivielso. De este y de otros temas se hablará en la reunión que mantendrán Valdivielso y el alcalde de Linares, Juan Fernández, mañana por la mañana en la Federación Himilce.

La cuantía de las ayudas prevista en la convocatoria oscila entre los 1.000 euros para los municipios de hasta 10.000 habitantes, los 5.000 euros para las localidades con una población que oscila entre los 10.000 y 20.000 habitantes, y los 12.000 euros para municipios superiores a los 20.000 habitantes. La Consejería ha establecido esta gradación de los importes en función de los habitantes al considerar que la complejidad de los documentos que debe contener el Plan Municipal será mayor en los municipios de superior tamaño.