Ideal

Aumenta el número de solicitudes de veladores para todo el año

En los últimos años ha crecido considerablemente el número de veladores en Linares.
En los últimos años ha crecido considerablemente el número de veladores en Linares. / ENRIQUE
  • El punto negro, por el número de mesas que se instala, es la Plaza Aníbal e Himilce con cuatro veladores concedidos

Cenar en una terraza es una práctica que cada vez realizan más vecinos. Alejarse del calor cuando cae la noche en un velador es la primera opción para muchos linarenses y los hosteleros han sabido ver una oportunidad en servir tapas y bebidas más allá de su establecimiento bajo techo.

A diferencia de años anteriores, en los que los hosteleros sólo solicitaban contar con un velador para la época estival, desde la Oficina de Atención a la Ciudadanía (OAC) sostienen que ya se tramitan para todo el año. Así, en 2016 se registraron 82 veladores y solo se denegaron dos. A fecha de hoy, se han solicitado casi 70, ya se han concedido 28 y no se ha dado el visto bueno a dos. Teniendo en cuenta que aún no ha comenzado el verano, aunque está a la vuelta de la esquina, es más que probable que el número de veladores cuando finalice el 2017 sea superior al del ejercicio anterior.

A la hora de solicitar este espacio público hay diferencias entre los establecimientos que ya tenían esta licencia y los nuevos. Mientras los primeros tienen que limitarse a renovar la licencia y rubricar un documento en el que afirman que no han alterado los requisitos por la que se la concedieron, los que quieren incorporarla tienen que presentar informes del Cuerpo de Bomberos, Policía Local y del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Linares. «Las que no se conceden suele ser porque no cumplen con el mínimo de la calle, porque se trata de un establecimiento que tiene una licencia distinta para poder dar este servicio o porque desde el punto de vista de la seguridad y el tráfico se desaconseja que se instale», explicó Luis Moya, responsable de la OAC.

Punto negro

La seguridad es uno de los asuntos en los que más hincapié quiere hacer el Ayuntamiento de Linares. Hay que recordar que hace unas semanas un conductor ebrio dio un buen susto a los clientes de un bar 'estacionando' su vehículo en el velador.

La concentración que hay en la Plaza Aníbal y Himilce con 4 veladores se ha convertido en un punto negro ya que en un espacio pequeño pueden concentrarse centenares de vecinos. «El máximo de metros cuadrados que se conceden son 50 que traducido en mesas son unas 25. Calculando que hay cuatro sillas por cada mesa habría unas 100 personas. El problema es que va viniendo gente, se van sentando, se van desplazando y superan lo que tienen delimitado. Ahí sí es verdad que tenemos un problema y estamos viendo cómo podemos delimitarlo», añadió Moya. Por último, según el edil, «por regla general» no reciben quejas de los vecinos por los veladores y los hosteleros cumplen con los horarios y la limpieza del espacio concedido para este fin.

Temas