Ideal

La Policía Local desaloja a miembros del SAT del pleno por su actitud

Pese a no ser un grupo muy numeroso, unas 10 o 15 personas, sí que se dejaron sentir en el salón de Plenos al que acudió la Policía.
Pese a no ser un grupo muy numeroso, unas 10 o 15 personas, sí que se dejaron sentir en el salón de Plenos al que acudió la Policía. / ENRIQUE
  • Durante el debate de la moción presentada por IU para pedir el indulto a Andrés Bódalo, interrumpieron de forma continuada a los ediles

La sesión plenaria de ayer será recordada por la Corporación Municipal y por el público asistente como la única en la que se ha requerido la presencia de la Policía Local. Habitualmente, el debate se genera entre los distintos concejales y alguna que otra intervención aislada de algún particular que expresa su queja o demanda, pero lo de ayer obligó hasta a hacer un receso para restablecer el orden, que en cuestión de minutos, dejó de existir. El 'jaleo' llegó con el décimo punto que consistía en una proposición de IU para pedir la solicitud de indulto para Andrés Bódalo, concejal del Ayuntamiento de Jaén y encarcelado desde hace un año por una agresión a un edil de Jódar. Tras la lectura de la moción por parte de la portavoz de IU, Selina Robles, se abrió el turno para el resto de portavoces y concejales no adscritos. Ahí comenzó todo.

Los simpatizantes de Bódalo, miembros en su mayoría del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores), recriminaban las afirmaciones que hacían los concejales Francisco Javier Bris (Cilus), Salvador Hervás (Ciudadanos) y Antonio Delgado (concejal no adscrito) que a duras penas pudieron terminar sus argumentos para votar negativamente a la proposición de indulto.

Además de los gritos que se escuchaban y que torpedeaban el debate político, también exhibieron banderas que tenían el mismo fin: pedir la libertad de Bódalo. El alcalde en funciones, Luis Moya, pidió en dos ocasiones que respetasen el desarrollo del pleno pero, sin poder lograrlo, solicitó la presencia policial para que abandonasen la Estación de Madrid. Incluso, la concejal de IU, Selina Robles, rogó a sus 'compañeros' que se calmaran, pero tampoco lo logró.

Mientras que llegaron los agentes, se hizo un receso y cuando la Policía Local llegó, los 'invitó' a que se marchasen, no sin dificultad. En los escasos metros que separaban sus asientos de la puerta, no pararon de defender sus argumentos y de hacer comparaciones con otros casos judiciales que afectan a políticos. Tal fue el 'calentamiento' que hasta se refieron a ediles del Ayuntamiento con reproches.

Abandonaron el salón de planos al grito de '¡Libertad¡' (para Andrés Bódalo). El debate continuó con la única defensa de esta moción de los tres concejales no adscritos, ex de IU, y de Selina Robles. La proposición no salió adelante porque el resto de ediles dieron su voto en sentido negativo.

«Lamentar mucho la imagen que por parte de esos ciudadanos que no son de Linares y que han venido a interrumpir a los 25 concejales de este Pleno. Hoy nos sentimos lesionados en nuestros derechos», aseguró Moya.

Temas