Ideal

Denuncia públicamente el cierre de su establecimiento

La dueña del establecimiento con el cartel en el que explica el porqué del cierre del negocio.
La dueña del establecimiento con el cartel en el que explica el porqué del cierre del negocio. / ENRIQUE
  • La propietaria tenía una licencia de panadería y pastelería, pero instaló también una terraza sin contar con este permiso

La crisis económica o los altos precios del alquiler son las principales causas que muchos empresarios apuntan a la hora de poner fin a su negocio. En muchas ocasiones, y sin aviso previo, de un día para otro, la persiana se baja para no abrirse, en la mayoría de las veces, nunca más por el mismo responsable.

Sin embargo, una vecina de Linares quiso 'despedirse' de su clientela explicando lo que para ella eran las verdaderas razones del cese de su actividad en un pequeño establecimiento de la calle Jaime I El Conquistador donde colocó un gran cartel amarillo.

Resumiendo el mensaje, la dueña, que prefiere mantenerse en el anonimato, culpabiliza del cierre a la Policía Local y al Ayuntamiento de Linares. Los hechos se remontan a hace más de cuatro años cuando se produjo un traspaso del antiguo dueño a la hasta ahora responsable de este negocio y que tenía una licencia de panadería y confitería. Durante los tres primeros años la actividad se desarrolló con normalidad. Pero hace poco más de un año, recibió la visita de la Unidad adscrita a la Policía Autonómica informándole de que tenía que realizar una serie de cambios en el establecimiento y que, además, debía tener otra licencia para poner veladores y servir cafés a las puertas del mismo. Después de pagar varias multas que ascendieron hasta los 990 euros, ella alega que recientemente, la Policía le volvió a requerir el cese del local por seguir incumpliendo con la normativa y carecer de la oportuna licencia.

Al parecer, y según ella apunta, le requerían, entre otras cosas, insonorizar el local y habilitar un aseo para personas con algún tipo de discapacidad, un desembolso al que no podía hacer frente y también carecía de espacio en el local en este segundo caso, por lo que no hizo las actuaciones pertinentes. Hay vecinos que se han solidarizado con ella y que estudian, incluso, empezar a hacer una recogida de firmas.

Respuesta

En este sentido, el jefe de la Policía Local, Diego Montes, afirma que ellos recibieron un Decreto del área de Urbanismo informándoles de esta situación y fue la mencionada Unidad adscrita a la Policía Autonómica la que cumplió con su cometido. «Ella tenía solo licencia de pastelería, pero servía cafés y ponía veladores en la puerta cuando no lo tenía permitido. Si tiene la correspondiente licencia, no hay ningún problema para que continúe con la actividad. Pero tenemos que tener en cuenta las medidas de seguridad que hay que cumplir, por eso nosotros, cumpliendo con la resolución del Decreto de Urbanismo, le hemos tenido que comunicar el cierre», comentó Montes.

Temas