Ideal

La segunda fase de la rehabilitación del Palacio Consistorial comenzará en otoño

La actividad municipal regresará al Ayuntamiento tras la segunda fase de su rehabilitación.
La actividad municipal regresará al Ayuntamiento tras la segunda fase de su rehabilitación. / Enrique
  • En la actualidad, el proyecto se encuentra en fase de supervisión y las obras se prevé que terminen a finales de 2018 o inicios de 2019

Junto a las obras que se realizan en la Basílica Menor de Santa María, son las del Ayuntamiento de Linares las que se espera que concluyan lo antes posible, a tenor de la importancia del edificio y de los años que lleva sin albergar actividad alguna.

Así, la finalización de la intervención en Santa María puede propiciar que las obras se trasladen hasta el vecino Palacio Consistorial.

Una vez finalizada la primera fase, que consistió en la consolidación y cimentación y fijación de estructuras de este inmueble del siglo XIX, los siguientes pasos que se tienen que dar son los relativos a la segunda fase para que en su interior se reúnan muchos de los servicios municipales que tiene el Consistorio de Linares. «Esperamos que empiece la obra en este otoño para tenerla lista a finales de 2018 o principios de 2019 y tendrá un presupuesto de 2 millones de euros, aproximadamente», señaló el alcalde de Linares, Juan Fernández.

De hecho, este asunto se refleja en el orden del día del Pleno ordinario que tendrá lugar el próximo jueves por la mañana. Uno de los puntos es la proposición de la Concejalía-Delegada de Economía y Hacienda relativo a la aprobación del convenio con la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía para la actuación de la II Fase Rehabilitación Palacio Consistorial. Hay que recordar que la obra será cofinanciada entre el Ayuntamiento y la citada Consejería.

Por el momento, el proyecto se encuentra en su fase de revisión por parte de la Consejería de Fomento. Una vez que finalice esto, se procederá a su aprobación definitiva, se licitará la obra y se adjudicará para que se empiece a actuar en el interior del inmueble. Aunque su apariencia exterior ha mejorado considerablemente tras la primera fase, el alcalde sostuvo que el Palacio Consistorial ahora está «en basto» y a la espera de comenzar a trabajar en él.

Por el momento se desconoce cuál será su distribución y si retornarán todas las áreas y servicios que ahora están distribuidos en otras dependencias, principalmente, en la calle Hernán Cortés y en el edificio que se recuperó en la barriada de la Estación de Almería.

Además de que se acometa este proyecto, con el nuevo Ayuntamiento de Linares también llegará una modificación en el tráfico rodado por la zona debido, en parte, a la nueva calle que se abrirá entre Carnecería y Pontón y con la que se pretende que se alivie el paso por el centro. Asimismo, en una anterior ocasión, el alcalde apuntó a la 'semipeatonalización' que podría haber en la Plaza del Ayuntamiento, impidiendo la circulación de vehículos en parte de la Plaza.