Ideal

La Junta asegura que está trabajando para normalizar la situación en Arrayanes

La Junta asegura que está trabajando para normalizar la situación en Arrayanes
  • En el inmueble incendiado se ha realizado un enganche provisional que da luz a la mitad inferior del inmueble, mientras que todos los vecinos ya cuentan con agua en sus viviendas

El problema de los enganches eléctricos que se registran en algunos inmuebles de Arrayanes no es nuevo, tal y como reconoce el delegado territorial de Fomento y Turismo, Rafael Valdivielso. «Llevamos intentando solucionar este problema desde hace tiempo. Hace un año nos reunimos en una Mesa de convivencia con los vecinos e invitamos a Endesa pero no acudió. Sí estuvieron representantes de Linaqua», explicó el delegado. El objetivo no es otro que, según Valdivielso, «regularizar y normalizar la situación» para que no se vuelvan a producir más incidentes de este tipo.

El delegado insiste en que desde la Junta no han parado de trabajar en el tema y reconoce que con Endesa les es más difícil reunirse e intentar que se pongan freno a estas prácticas que con Linaqua, por lo que les gustaría que la compañía eléctrica se involucrase más en buscarle una solución al problema. Por este motivo, el delegado informa que van a mantener una reunión con ellos en la que también estará presente el alcalde de Linares, Juan Fernández.

«Hay que recordar que hemos hecho una inversión fuerte en el mantenimiento de este edificio. Ahora vamos a arreglar todos los desperfectos y, una vez que firmemos los convenios con el Ayuntamiento, vamos a intervenir en todos los espacios públicos de la zona», declara Valdivielso.

Desde la Junta destacan que son muchos los vecinos que pagan sus recibos de luz y agua y, por ellos, apremia solucionar esta situación que puede desembocar en un incendio, tal y como ha ocurrido en tres ocasiones, frente a las prácticas fraudulentas de unos pocos.

Por el momento, en el inmueble incendiado se ha realizado un enganche provisional que da luz a la mitad inferior del inmueble, mientras que todos los vecinos ya cuentan con agua en sus viviendas y poco a poco la normalidad ha vuelto a esta zona de Linares. El fuego se originó hace una semana por la noche y obligó a desalojar a la totalidad de los residentes del bloque de nueve plantas. Solo se registraron daños materiales en el inmueble.