Ideal

El CAPI 'Los Sauces' se ve obligado a cerrar por los impagos de la Junta de Andalucía

Usuarios del CAPI 'Los Sauces' en una de las acciones formativas.
Usuarios del CAPI 'Los Sauces' en una de las acciones formativas. / ENRIQUE
  • Desde el día 1 el centro se encuentra cerrado por falta de solvencia económica y no volverá a abrir hasta que la Junta les abone lo que les debe

No pudo ser. La falta de solvencia económica ha hecho que, desde el pasado 1 de noviembre, el Centro de Acceso Público a Internet (CAPI) de ‘Los Sauces’ esté cerrado y sin fecha prevista para que vuelva a albergar actividad.

Tal y como habían advertido desde la asociación de vecinos, si no recibían las cantidades que les adeuda la Junta de Andalucía, la decisión que tendrían que tomar no sería otra que echar el cierre. Según el presidente de la AVV Los Sauces, José Ruiz, el Gobierno Andaluz les adeuda 8.285,18 euros correspondientes al ejercicio de 2014, y otros 22.821,14 euros que hacen referencia al presente año. «En 2015 nos dieron un dinero con relación al 75% del segundo semestre del año y que eran 11.410 euros. Cómo no nos lo gastamos porque lo tuvimos cerrado el centro hasta que nos pagasen todo lo que nos debían, decidimos volver a abrir el centro en marzo de este año e ir tirando con ese dinero. Ahora la Junta dice que se lo tenemos que devolver y encima con intereses», asegura el presidente.

Ahogados por la situación económica y sin ni siquiera poder asumir los gastos mínimos, el pasado 31 de octubre fue el último día en el que hubo actividad. «La dinamizadora lleva seis meses sin cobrar y, aunque nos han mandado notificaciones diciéndonos que nos iban a ir pagando poco a poco, ya no nos fiamos y solo volveríamos a abrir cuando nos ingresen el dinero que nos adeudan», apostilla Ruiz. La dinamizadora se quedará en desempleo y el centro dejará de prestar un servicio a los 1.450 usuarios que utilizaban las instalaciones para formarse, buscar empleo o hacer trámites diversos que van desde pedir una cita médica o hacer la Declaración de la Renta. De hecho, en la actualidad, se estaba impartiendo un curso, en colaboración con la Asamblea Comarcal de Cruz Roja y al que asistían una quincena de jóvenes.

«Hemos estudiado todas las opciones posibles y nos hemos reunido con todo el mundo, pero al final no nos ha quedado más remedio que cerrarlo», dice el presidente. En este sentido, no descartan convocar una rueda de prensa en la que intervengan los propios usuarios para dar más detalles acerca de la situación del único CAPI que quedaba en Linares.