Ideal

Quedada de los amantes del Land Rover

Los participantes con sus coches el pasado sábado por la mañana.
Los participantes con sus coches el pasado sábado por la mañana. / ENRIQUE
  • El punto de encuentro fueron las puertas de la fábrica Santana Motor, que reunió a 35 de estos vehículos

Los tiempos gloriosos de esta joya del automóvil parecieron volver el fin de semana al punto de origen. Y es que esta iniciativa de Amigos del Land Rover surgió a través de un grupo de Whatsapp y llevó a más de una treintena de coches a participar el sábado en una ruta que recorrió diversos puntos de los alrededores de Linares como los embalses de Giribaile, Guadalén y la Fernandina. El domingo por la mañana los participantes de esta quedada informal hicieron un pequeño recorrido por las calles de la ciudad.

Todo ello para mantener vivo el espíritu de esta reliquia. «El objetivo es reunirnos y que la gente conozca los alrededores y la fábrica. Esto forma parte del patrimonio nacional, y de la ciudad y es una cosa que no se debe de perder; esa cultura tiene que seguir para adelante porque es lo que diferencia a Linares de cualquier otro pueblo», comentó Adolfo, uno de los asistentes, a la entrada de la fábrica.

Amantes de los Land Rover venidos de distintos puntos de la geografía española, como Rayco de Canarias, quien vivió con ilusión este encuentro que denota la afición por esta marca tan emblemática. «Son auténticas reliquias que todavía pasan la ITV. Son coches que representan muy bien a la comunidad autónoma andaluza. Coches de trabajo, duros y de más confianza que los actuales, con un gran valor sentimental y económico». En definitiva, un fin de semana marcado por el buen ambiente y con un claro objetivo, que no se pierda la historia de estos vehículos, que tan ligados están a la historia de la propia ciudad, como comentó Ildefonso Jurado, uno de los organizadores de esta actividad.