Ideal

La ausencia de lluvia preocupa a los vecinos de Linares

  • Aunque ha llovido esta semana, los encuestados consideran que es un problema que el agua caída haya sido poca este año

Después de varios meses sin llover, esta semana las precipitaciones han vuelto a caer sobre la ciudad. El pantano de la Fernandina, que es el que abastece a Linares, se encontraba al 48,16% de su capacidad a fecha de 11 de octubre de este año, un porcentaje inferior al registrado en la misma época de 2015 cuando alcanzaba el 60,82%. Por eso no es de extrañar que los campos presenten un aspecto mucho más seco que en otros años y que la preocupación de los agricultores sea máxima. La campaña de la aceituna de este año no se prevé que sea buena, precisamente, porque los olivos no han recibido todo el agua que necesitan. Esto acarreará que se obtengan menos litros de aceite de oliva y, por ende, el precio del oro líquido en el mercado subirá en los próximos meses.

No obstante, no es solo un asunto que deba preocupar a estos profesionales, a tenor por las respuestas obtenidas en la encuesta. La mayoría de los vecinos preguntados afirman que es un problema que ataña a toda la ciudad ya que es un bien necesario. Hay quien sostiene que muchos vecinos no son conscientes de lo que supone la ausencia de lluvia en Linares y las consecuencias que puede tener en el futuro.

Muchos de ellos coinciden en que es importante tomar conciencia y ser responsables a la hora de consumirla. La mayoría de los encuestados revelan que adoptan medidas en su día a día para que su consumo sea el menor posible. Por ejemplo, sustituir los baños por las duchas para reducir su consumo o vigilar el tiempo en el que permanece abierto y de forma innecesaria el grifo son algunos de ellos.

Tan solo hay un vecino que sostiene que la gente reduce el agua que consume por el gasto económico, pero no por conciencia.

Temas