Ideal

«Creo que queda mi trabajo y el cariño de mis compañeros»

«Creo que queda mi trabajo y el cariño de mis compañeros»
  • luis molina rojas, El que fuera el máximo responsable de la Coral durante más de 20 años, se sincera y reflexiona sobre su trayectoria y los éxitos alcanzados

Hablar de la Coral Andrés Segovia y no mencionar a Luis Molina resulta complicado por su dilatada trayectoria al frente de ella. Dejó de estar en primera fila hace unos meses, pero sus palabras denotan que seguirá estando ligado a ella siempre. Revela que ha tenido otras 'ofertas' para unirse a otras corales, pero no se ve con otro traje que no sea el de su 'querida' coral. Ahora le toca reflexionar.

Tras casi una treintena de años al frente de la Coral Andrés Segovia. ¿Cómo se ve fuera de ella? ¿Qué balance realiza de su paso por ella?

Lo llevo bien, aunque con algo de 'morriña'. Ya figuraba entre mis planes ir dejando la coral poco a poco, pues mi futuro estaba fuera de Linares. Una circunstancia familiar hizo que estos planes se precipitaran, lo que me obligó a viajar constantemente a Málaga y estar centrado en esta nueva situación y esto me ayudó a no echar tanto de menos la asistencia a los ensayos, viajes, etc. No fue un distanciamiento total ya que a través de los sistemas de comunicación que hoy tenemos, he podido seguir como miembro de la Junta Directiva hasta marzo del presente año en que he acabado totalmente mi vinculación activa con la Coral y colaborando en todo lo que se me ha requerido. Incluso sigo organizando con la Junta directiva el Encuentro Nacional de Coros que anualmente celebramos en Linares. Los balances en la gestión de este tipo de asociaciones son como los de las empresas, salvando las distancias, con sus dientes de sierra. Pero si comparamos el punto inicial y el final es claramente positivo en todos sus aspectos.

¿Qué recuerdos son los que prevalecen durante todo ese tiempo ligado a ella?

En 32 años que he pertenecido a la coral han sido numerosos los recuerdos y anécdotas vividas, recordarlos todos sería una tarea laboriosa. Por citar algunos, te indicaría los más significativos, como los galardones y distinciones conseguidos, los viajes a ciudades españolas bastante alejadas de Linares en los que prácticamente era llegar, cantar, dormir y de vuelta otra vez, pero que hacíamos con mucha ilusión y lo pasábamos bien. O cuando cantábamos en localidades donde siempre terminábamos con nuestro 'Andaluces de Jaén', donde no podíamos mirar al público de las primeras filas porque nos contagiaban con sus lágrimas de emoción. También tengo en mi retina las imágenes de cuando Canal Sur irrumpió en un ensayo para dar la noticia de que habíamos sido elegidos para participar en el concurso donde se mezclaban caras de sorpresa con rostros llorosos por la emoción ya que, excepto yo, ningún compañero era conocedor de la noticia. Pero hay otros recuerdos que te tocan los sentimientos, como la pérdida irreparable de algunos compañeros nuestros, que ya no están entre nosotros, y que han contribuido con su esfuerzo e ilusión a escribir unos capítulos inolvidables de nuestra Historia. Vaya para todos ellos, allá donde se encuentren, un emocionado recuerdo.

Aunque reside, en gran parte de su tiempo, fuera de la ciudad... ¿Sigue los pasos que está dando?

Con la coral no he perdido contacto ya que formo parte del grupo de Socios Extraordinarios, un grupo que fue creado y aprobado en Asamblea, con el fin de que aquellos socios que abandonen la Coral y cumplan una serie de requisitos, se pudieran seguir sintiendo parte de la misma. Por lo tanto, estamos perfectamente informados. No obstante, sigo manteniendo contactos privados con mis compañeros y comentamos la actualidad y los proyectos que tienen.

¿Qué cree que queda de usted en la Coral? ¿Se siente 'responsable' de que la música coral se haya hecho un hueco en la ciudad y fuera de ella?

Creo que queda mi trabajo y mi gestión, con mis aciertos y con mis errores que sin duda los hubo y espero que haya quedado también el cariño de mis compañeros, pues en mi sí que hay un recuerdo de cariño para todos y cada uno de ellos. Me siento continuador de lo que otros anteriormente iniciaron y coparticipe con mis compañeros, especialmente los de Directiva, de que la música coral se haya consolidado en Linares. Si echamos la vista atrás podemos ver lo que esta Coral Andrés Segovia desde febrero de 1984 ha conseguido no solo en nuestra ciudad, sino también fuera de nuestras fronteras. Ha viajado por toda España, visitando y actuando en 8 países europeos y las distinciones y premios obtenidos. Tenemos consolidado un Encuentro Nacional de corales que lleva mi nombre y que agradezco a mis compañeros que así lo decidieron y que lleva diecisiete ediciones.

Esto no es fácil de mantener durante tanto tiempo sino cuentas, además, con la inestimable colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento y de algunos patrocinadores privados. Esta trayectoria ha motivado que más personas se interesen por la música coral. No tenemos nada más que ver los grupos con los que ya cuenta Linares.

El gran público ha podido ver y escuchar como las corales no tienen porque estar asociadas a un tipo de música determinada o religiosa o clásica, como se hacía antes. A nuestro Encuentro de coros las personas que asisten saben que van a escuchar una variedad de estilos y de música. Una Coral no deja de ser un instrumento que sirve para difundir cualquier tipo de tema musical gracias también y, sobre todo, a los compositores (los grandes olvidados) que han versionados temas modernos y populares.

Temas