Ideal

«Hay que ser profeta en la tierra de uno y estoy encantado y feliz»

«Hay que ser profeta en la tierra de uno y estoy encantado y feliz»
  • Sebastián Palomo Linares

  • El próximo 24 de septiembre, Sebastián Palomo Linares, recibirá un homenaje en su ciudad natal con motivo del 50 aniversario de su alternativa como torero

Sebastián Palomo Linares es uno de los más grandes toreros que ha dado la ciudad y, con motivo del 50 aniversario de su alternativa en la Plaza de toros de Valladolid de la mano de Jaime Ostos, el diestro recibirá el cariño de sus paisanos y aficionados a la fiesta el próximo 24 de septiembre en su ciudad natal. A diez días de que tenga lugar el acto, no oculta su alegría por haber conseguido ser profeta en su tierra, algo nada fácil. La cena-homenaje será a las 21:00 horas en la Hacienda 'Mesón Campero' y se espera una amplia asistencia de público.

-Las peñas taurinas de Linares y la Federación Taurina de Jaén han tenido a bien organizarle un homenaje con motivo de esta efeméride. ¿Cómo recibió la noticia?

-Pues encantado de que te den un homenaje en tu tierra y que te sigan recordando tantos años después de que tomase la alternativa, me ha hecho mucha ilusión. Hay que ser profeta en la tierra de uno y estoy feliz y con ganas de que llegue ese día. Visito a menudo mi pueblo y va a ser un reencuentro con todos mis amigos y con quien quiera acompañarme esa noche. Es un homenaje abierto para todo aquel que quiera asistir, sea taurino o no. Linares siempre ha sido un sitio en el que hemos recibido bien a todos los forasteros.

-¿Qué recuerda de aquel 19 de mayo de 1966?

-La alternativa siempre es una fecha muy importante para la vida de un torero. Afortunadamente ara mí también lo fue porque la asumes con mucha responsabilidad y ganas y es una meta que sabes que vas a alcanzar para cumplir el sueño que tienes de niño: ser torero. Fue una tarde en la que todo se dio bien. Los toros embistieron bien y conseguí cortar cuatro orejas.

-Ha llovido mucho desde entonces pero, en los últimos años, han descendido el número de corridas en algunas ciudades como Linares. ¿Cómo ha visto la feria de San Agustín de este año?

-Está todo un poco complicado y es algo inexplicable. Hay que respetar todas las libertades y defender la fiesta nacional con uñas y dientes. En Linares ha habido una crisis y es lamentable que en la feria solo haya habido una corrida, muy buena, pero solo una, cuando aquí ha habido 3 ó 4 corridas todos los años con las primeras figuras. No me explico lo que está pasando en Linares porque, al haber solo un festejo este año, era para que la plaza hubiera estado a reventar y no fue así. Hay que decir la parte positiva de la profesión. Todo lo que ganamos, lo empleamos en nuestro país y debe haber un reconocimiento mayor, no solo del mundo taurino, sino también políticamente. Hay partidos que se están apuntando al carro de terminar con la fiesta nacional y hay que respetarla porque es algo muy nuestro.

-¿Qué consejos le daría a los diestros linarenses?

-Curro Díaz es un torero que está consolidado y que lleva una buena trayectoria. Y a Adrián de Torres hay que darle tiempo y que aproveche las oportunidades que tenga porque se han reducido mucho los festejos.

-En los últimos años se ha volcado más en su faceta como pintor. ¿Qué proyectos tiene en marcha?

-Ahora mismo hay algunas obras mías en la nueva galería que se ha inaugurado en Linares. También estoy preparando una muestra que pondré en Bilbao, otra en Sudamérica y en Miami. En febrero expondré en Nueva York.