Ideal

El Congreso minero sorprende para bien

El Congreso minero sorprende para bien
  • Los participantes este viernes visitaron Cástulo y realizan una valoración positiva del programa del Congreso

Este viernes por la mañana hicieron un paréntesis en el conocimiento y estudio del patrimonio minero que se observa en el Distrito Linares-La Carolina y los participantes del XI Congreso Internacional de Historia de la Minería (IMHC) 2016 se acercaron al yacimiento de Cástulo.

Un escenario muy diferente pero que también les sorprendió en su apretada agenda que terminó ayer. Para Pío Calleja (Bolivia), además de valorar positivamente la marcha del congreso, supone un mayor conocimiento del origen de esta actividad. «Desde el punto de vista histórico es impactante porque la minería misma nace en esos lugares que son una fuente de sabiduría para nosotros ya que desde la época del descubrimiento de América viene la minería para nosotros», señala. El ingeniero de materiales, relacionado con el ámbito de la minería, reconoce que Linares es conocido desde ese punto de vista histórico ya que la tecnología que ellos han utilizado como productores de estaño y de plata procedía de aquí.

Gran parte de esta tecnología la trajeron los ingenieros ingleses que trabajaron durante muchos años en el Distrito Minero. Por eso no es de extrañar que también haya expertos de Inglaterra asistiendo al Congreso. Es el caso de Luis Mates, profesor universitario de Historia. Reconoce que, de no haber sido por la celebración del IMHC 2016 en Linares, no habría conocido el patrimonio minero que existe. «Me está gustando mucho el congreso. Hay mucho que hacer y es muy interesante para ver el patrimonio minero. También me está gustando Linares como ciudad y el ambiente que hay», señala. Él es natural de la región minera de Cornwall, Patrimonio de la Humanidad, por lo que no le sorprendería que el Distrito Minero pudiera alcanzar tal denominación algún día. «Cuando vi las imágenes de las minas de linares en Internet, me chocó mucho porque tienen las mismas formas que las de Cornwall y allí ya han conseguido ese estatus», revela.

En la misma línea se pronuncia Fernando Palero, natural de Puertollano (Ciudad Real). «Aparte de la relevancia a nivel geológico y minero, simplemente en cuanto a lo que es arqueología industrial, no hay una mayor concentración de casas tipo Cornish en otro lugar del planeta. En muchos casos las minas han seguido evolucionando y se han perdido esos edificios. Pero aquí en Linares, afortunadamente, se han conservado muchos de ellos», subraya. Para él, el congreso está siendo muy intenso y «después de llevar tanto tiempo en el mundo minero, estoy aprendiendo cosas», dice.

Por su parte, Josefina Sánchez, empleada de la Litoteca del Instituto Geológico-Minero de España, ubicado en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), también está satisfecha con el desarrollo del congreso. Precisamente, ella fue una de las ponentes este viernes y presentó el centro donde trabaja que es específico en Ciencias de la Tierra. «Para conseguir ser Patrimonio de la Humanidad hay que reunir a todos los colectivos que apoyen el patrimonio y con todos los ayuntamientos aunar fuerzas y no perder la esperanza. Es difícil, pero vamos a pensar que se puede», comenta. El congreso finalizó con una visita a Granada.