Ideal

Los hoteles alcanzaron su pico más alto de ocupación el fin de semana de feria

Recepción de uno de los establecimientos.
Recepción de uno de los establecimientos. / ENRIQUE
  • La mayoría de los clientes son gente de la provincia o linarenses que residen fuera y regresan para las fiestas de San Agustín

El hecho de que la feria se adelantara al viernes 26 de agosto ha supuesto un empujón para que los turistas y visitantes asiduos a la Feria de San Agustín se animaran a pasar el fin de semana en la ciudad. Como en el caso del Hotel Baviera, que ha visto las dieciocho camas hoteleras que ofrece, ocupadas durante el fin de semana. Pero también este punto ha supuesto, en parte, un punto débil ya que «al caer en fin de semana los días fuertes se ha deteriorado la afluencia de clientes el resto de días, entre un 50 y un 70 por ciento» explica Miguel, recepcionista del Hotel Baviera.

Por lo tanto el balance de esta feria es positivo, ya que se han mantenido niveles de ocupación similares a los del año pasado. El perfil de usuarios que pernoctan en estos días de festejos en este establecimiento suele ser cada año el mismo, linarenses que actualmente residen en otros puntos de España y que al celebrarse la feria regresan para disfrutarla. Por su parte, las tarifas sufren un cambio de cara estos días, aumentando el precio de la habitación en diez euros.

Alta ocupación también en el Hotel Santiago, en el que el fin de semana ha sido el gran salvador de esta feria. Ha habido cien por cien de ocupación en los días 26, 27 y 28 de agosto y el resto de días ha descendido el número de habitaciones ocupadas. Con un total de sesenta y seis camas hoteleras, desde el hotel reconocen que el precio de las mismas también ha aumentado para la feria. «Se han aumentado las tarifas por el tema de la ocupación; los que primero reservaron tuvieron un precio más económico, pero conforme fue aumentando la ocupación, el precio se fue elevando», afirma Laura la recepcionista del hotel.

Entre los perfiles de la clientela se encuentran clientes asiduos que no quieren perderse la feria y también mucha gente de los alrededores de la provincia de Jaén y, que nada más llegar al hotel reciben toda la información necesaria que les permite conocer los atractivos turísticos con los que cuenta la ciudad.

Tras estas fechas, junto con la Semana Santa, en las que hay más afluencia de clientes, Laura, la recepcionista del hotel espera que la alta ocupación venga de la mano del próximo XI Congreso Internacional de la Minería previsto para el 6 de septiembre.

Festejo taurino

Otro de los puntos negativos que ha hecho ensombrecer la ocupación hotelera en el resto de los días de feria ha sido el hecho de que este año sólo se celebrase un festejo taurino. Hecho que ha notado, y mucho, el Hotel Aníbal en la ocupación hotelera de sus 126 habitaciones. El sábado 27 ha sido el único día que el hotel ha registrado un 100% de ocupación, disminuyendo el domingo 28 al 50% y el resto de días a un 25%.

«Se ha notado muchísimo el que sólo haya ha habido una corrida. Cuando venía por ejemplo José Tomás, se llenaba la semana completa, y ahora sólo un día», en palabras de Alberto, el recepcionista del hotel.

Otro de los motivos de ese descenso en la ocupación con respecto a la feria pasada en este hotel ha sido el campeonato de ajedrez. «El año pasado coincidió la feria con los campeonatos de ajedrez que en ese evento sí que viene mucha gente, y este año como ha acabado antes de la feria se ha notado el bajón».

El perfil de gente que pasa por las instalaciones del Aníbal se reduce a visitantes que acuden a las corridas de toros y a los conciertos; este año el domingo se ha salvado con la mitad de la ocupación gracias a los toreros y sus cuadrillas y a la plantilla del equipo de fútbol del Marbella. En general, una feria que ha registrado el pico más alto de ocupación hotelera durante los días fuertes de la feria, el fin de semana en los distintos establecimientos de pernoctación de la ciudad, pero que ha visto reducida su ocupación en los días restantes.