Ideal

Raphael conquista en Linares a 5.000 fans

Raphael vuelve a enamorar
/ ENRIQUE
  • El cantante presentó en su ciudad natal el espectáculo 'Raphael Sinphonico' con la Orquesta de Almería | Eligió una treintena de sus temas más conocidos para el deleite de sus fans que vinieron de muchos rincones del país e, incluso, desde Rusia

Lo volvió a hacer. Si hay un artista que siempre que viene, triunfa en la ciudad, ese es Raphael. Ante más de 5.000 personas presentó su nuevo espectáculo que lleva por título 'Raphael Sinphonico'. En esta ocasión no vino solo, sino con los miembros de la Orquesta Sinfónica de Almería, dirigida por Rubén Díez. El artista gustó y convenció al público asistente con su nuevo proyecto que es una vuelta de tuerca a lo que ha realizado hasta ahora en su extensa carrera. Raphael repasó sus éxitos más conocidos de su discografía en versión sinfónica como 'Digan lo que digan', 'Que sabe nadie', 'Mi gran noche' o 'Como yo te amo', entre otros de sus grandes temas. Ante un público entregado, 'El niño de Linares' cumplió uno de sus sueños, tal y como declaró en la presentación de este proyecto.

El concierto supuso una nueva oportunidad para escuchar al cantante más universal que ha dado la ciudad y deleitar a los asistentes con una treintena de canciones, cuidadosamente seleccionadas, para volver a conquistar a su público fiel. Temas que con el paso del tiempo se han convertido en himnos para muchas personas y que ayer, en la antigua Estación de Madrid, sonaron de forma especial de la mano de Raphael y del centenar de músicos que lo acompañó y arropó sobre el escenario.

No faltaron las referencias y palabras de cariño hacia sus paisanos y su ciudad natal, aunque puede presumir de ser uno de los artistas que 'arrastra' legiones de fans procedentes de todos los rincones del planeta. Hasta de Rusia no quisieron perderse la actuación de Raphael. Y es que si Rafael Martos siempre derrocha vitalidad y entusiasmo sobre los escenarios, actuar en su ciudad natal imprime un valor añadido que no pasa desapercibido para los que lo siguen en sus conciertos.

Prueba de que su tirón sigue intacto es que había personas haciendo cola a las puertas del recinto habilitado para el concierto desde primera hora de la tarde. Un ejemplo de ello fue Olalla, que vino de Cambil (Jaén), junto con unas amigas de La Carolina, para no perderse a su ídolo. «Llevamos desde las tres de la tarde haciendo cola porque nos gusta mucho Raphael», comentó.

También se pusieron a la cola, vecinos de Valencia, Castellón, Barcelona y de otros muchos lugares del país. «De Raphael nos gusta todo pero, sobre todo, su sencillez. También nos gusta cómo canta y cómo se mueve», argumentó otra fan de Barcelona.

El cantante se dio también un baño de multitudes unas horas antes del concierto cuando lo presentó en el museo que lleva su nombre. En rueda de prensa afirmó que era un sueño hecho realidad y que esperaba repetir el éxito del día anterior en Almería. También manifestó que le habría gustado que el concierto se hubiese celebrado en la Plaza de Toros de la ciudad porque «se magnificaría mucho más» el espectáculo. Pese a que lleva más de 50 años sobre los escenarios, afirmó que nunca se iba a retirar y que aguantaría hasta que tuviese fuerzas para seguir cantando. Una vez terminada su intervención con los medios de comunicación, dedicó unos minutos a sus fans que se agolpaban en la puerta del Pósito.

El Museo de Raphael se ha convertido, desde que se abriese en 2011, en un verdadero santuario para sus seguidores que se cuentan por millones. El hecho de poder conocer la historia del artista, muchos de los trajes que ha lucido en sus conciertos y los premios que ha recibido son un importante reclamo para los turistas y fans. Con las buenas sensaciones de la noche de ayer y las muestras de cariño recibidas por parte de sus paisanos, proseguirá su gira que le llevará el día 3 de septiembre a Huelva, el 5 a Daimiel (Ciudad Real), el 12 a Alcalá de Henares (Madrid) y otras fechas más como en Madrid, Sevilla y Barcelona en diciembre y así hasta el 27 de febrero de 2016 en Bilbao. Después cruzará el charco para empezar una gira en América. Se trasladará a Estados Unidos y México y Argentina. Rusia será otro de sus destinos. En los últimos años, Raphael ha actuado tres veces en Linares donde siempre genera mucha expectación.