El Colegio de Minas aplaude la apuesta por reactivar el distrito

El Colegio de Minas aplaude la apuesta por reactivar el distrito

La Junta de Andalucía anuncia la salida a concurso de dos derechos mineros en el distrito Linares-La Carolina «para todos tipo de recursos minerales»

IRENE TÉLLEZ

El Colegio Oficial de Minas de Linares, Granada, Jaén y Málaga siempre ha defendido las oportunidades económicas que se mantienen el subsuelo del distrito minero jienense por excelencia. Por ello, ante el anuncio de la Junta de Andalucía de la salida a concurso de 25 derechos mineros en la provincia, dos de ellos en la zona de Linares-La Carolina, el Colegio se muestra confiado en el nuevo porvenir de la industria en la provincia.

El Gobierno andaluz sacará a concurso, de forma inminente, hasta 367 derechos, 25 de ellos en la provincia jienense, caducados y que se ofertan ahora a interesados en su investigación y explotación. Trece de estos derechos ya han estado en explotación y 12 no han llegado aún a ser explotados.

En el caso del distrito Linares-La Carolina, la medida pretende activar el proyecto de investigación de 'La Mesilla. Tercera Fase', a lo largo de 120 hectáreas entre los términos municipales de La Carolina y Carboneros; así como en 90 hectáreas de 'San Fermín', entre Linares y Guarromán, «para investigar y explotar recursos minerales de todo tipo» como hierro, óxido de hierro, barita, plomo, minerales no metálicos y arcillas. «La reactivación de estos derechos mineros es una buena actuación del Gobierno andaluz frente a la opinión errónea que ha tenido la sociedad sobre la minería en estos últimos años. Los recursos minerales han sido, hasta no hace mucho tiempo, uno de los pilares fundamentales de la economía Andaluza», señala Pedro García, presidente del Colegio de Minas de Linares, donde se aplaude la medida anunciada por la Junta de Andalucía por acortar plazos en la reactivación de estos derechos.

Así, García asegura que el desarrollo industrial en la provincia, y especialmente en el distrito Linares-La Carolina, «puede volver a ser un motor importante en la creación de empleo» y motor para el desarrollo económico del territorio como ocurriera en antaño.

Un impulso al desarrollo económico de la provincia que también es defendido desde el Colectivo Proyecto Arrayanes, dedicado a la protección, difusión y promoción del patrimonio minero jienense, desde don se subraya las consecuencias positivas de la reactivación de la minería «para el empleo y la riqueza de una ciudad donde surgen muchos profesionales de esta especialidad». «Sin duda reactivar los derechos mineros del distrito conllevaría muchos aspectos positivos desde el punto de vista económico y de creación de empleo, pero también para la conservación del patrimonio ya existente porque las empresas se verían obligadas a mantenerlo», destaca José Dueñas, presidente de Proyecto Arrayanes y profesor de la Escuela Politécnica Superior de Linares.

Sin embargo, y como ya ocurriera tras darse a conocer el proyecto de investigación en torno a la existencia de galena en 277 cuadrículas mineras de la zona, desde Proyecto Arrayanes se muestran cautos sobre el futuro de las investigaciones que puedan desarrollarse y su futura explotación. «Se han dado casos de intentos de especulación con los registros, por ello es necesario que, además de esta apuesta por reactivar la minería por parte de la Junta de Andalucía, se realice un seguimiento a estos proyectos», apunta Dueñas.

Un distrito atractivo

El interés por retomar la actividad minera en algunas de las concesiones del distrito minero de Linares-La Carolina no es nuevo pues, hace tan sólo cuatro años, dos multinacionales mostraron su interés en realizar una investigación sobre los recursos mineros existentes en distintos puntos del distrito a través de la Escuela Politécnica Superior de Linares, aunque finalmente no llegó a ejecutarse.

El mineral extraído se conoce como Galena argentífera compuesto de azufre, plomo y plata, cuya explotación comenzó en la Edad del Bronce y se extendió con los romanos. Durante el siglo XIX, este distrito se convirtió en el mayor productor mundial de plomo, con un máximo absoluto en 1918, en el que se obtuvieron aproximadamente unas 144000 toneladas de concentrado de plomo.

Fotos

Vídeos