Publirreportaje

"Si mil veces naciera, mil veces volvería a ser cirujano"

"Si mil veces naciera, mil veces volvería a ser cirujano"
El doctor Antonio Gómez Ortega está especializado en cirugía laparoscópica avanzada, además de coloproctología y cirugía del tiroides
R.I.JAÉN

Siempre lo tuvo claro. Y hoy en día, tras muchos años de experiencia y también de vivencias, no lo cambiaría por nada del mundo. El doctor Antonio Gómez Ortega, cirujano general, está especializado en cirugía laparoscópica avanzada, enfermedades de la mama benignas y malignas, además de coloproctología y cirugía del tiroides. Desde muy pequeño, sabía que quería que su futuro discurriera en un quirófano, entre bisturíes y con un paciente al que mejorar su calidad de vida e, incluso, salvársela. Su padre también era cirujano y pudo acercarse a ese mundo desde que era un niño. “Eso marca mucho”, cuenta Antonio Gómez.

Asegura que disfruta en un quirófano y no duda ni un segundo cuando afirma categóricamente que “si mil veces naciera, mil veces volvería a ser cirujano”. Cuando estudiaba la carrera, recuerda que “me iban gustando todas las asignaturas y todas las especialidades”. Pero él tenía claro que su trayectoria profesional iría dirigida hacia la cirugía. Siempre ha sido muy perfeccionista, rasgo que considera clave en un trabajo que “me apasiona”.

Antonio Gómez explica su pasión porque “la cirugía cura y cura sobre la marcha”. Con otro tipo de especialidades, por ejemplo, se prescribe un tratamiento y este ayuda a la curación o mejora de una enfermedad, pero “la cirugía es mucho más resolutiva y es eso lo que me parece más apasionante”. Para Antonio, “cada enfermo es un reto” y cada apendicitis, por ejemplo, “completamente diferente”. Porque “hay que actuar sobre la marcha y tomar decisiones muy rápidas, en segundos, que son vitales para el paciente”.

Todo ello le ha reportado a lo largo de su trayectoria profesional muchas satisfacciones. “Es cierto que no puedes olvidar los malos recuerdos de aquellos enfermos por los que no has podido hacer nada, esos se quedan grabados a fuego; pero son más los momentos buenos, sobre todo cuando compruebas que has contribuido a que un paciente tenga menos dolores y a que mejore, ya sea de una dolencia grande o pequeña”.

En lo que respecta a la situación de la especialidad de cirugía en Jaén, Antonio Gómez apunta que “es de alto nivel”. No hemos de obviar que, por diversas circunstancias, “en nuestra provincia hay cosas que no se pueden hacer, como trasplantes, pero sí que disponemos de una cirugía diaria de alto nivel”. Incluso a la cirugía en la esfera privada, que quizá gozó de no muy buena fama en el pasado, ha experimentado importantísimos avances en las últimas décadas. De hecho, el centro privado de Cristo Rey, en Jaén, ha visto cómo en los últimos años muchos avances han permitido la realización de cirugía avanzada con total garantía, como pueden ser de tiroides, páncreas o colon, además de cirugía avanzada como la laparoscópica. De hecho, algunas cirugías que no se realizan en el hospital público, sí que se pueden llevar a cabo en Cristo Rey.

Fotos

Vídeos