Unidad ante el separatismo

Entre el Jaén y el Linares hubo una hermandad de ambos equipos desde el inicio del choque provincial: la bandera de España recordaba los acontecimientos secesionistas catalanes

TOMÁS DE LA TORRE LENDÍNEZJAÉN

La rivalidad entre ciudades es algo muy humano. Jaén-Linares. Linares-Jaén. Esa rivalidad se lleva en los campos de fútbol de forma deportiva la mayoría de las veces.

Ayer, sin embargo, hubo una hermandad de ambos equipos desde el inicio del choque provincial: la bandera de España recordaba los acontecimientos secesionistas catalanes. El púbico con su derecho a la libertad de expresión y opinión tenía otros carteles legítimamente unidos al gesto de saltar los jugadores al campo con la gran bandera española.

El juego hizo que la balanza de la victoria se inclinara para el Real Jaén, que anotó dos goles y tuvo, seguramente, mejor juego en el campo del Nuevo La Victoria donde se alojaron unas cuatro mil personas pese al coste elevado de las entradas.

A primeros de año el Real Jaén estaba en el precipicio de su desaparición, pero la llegada del actual grupo gestor consiguió que volviera a la vida de manera formal.

Como aficionado al deporte rey, me alegro de la nueva fuerza del equipo de la capital del Santo Reino; y como español me enorgullece que la rivalidad deportiva entre Jaén y Linares se uniera en la defensa de la unidad de España en estos momentos donde todos nos jugamos tanto por el flanco noreste de nuestro mapa.

Fotos

Vídeos