Del trabajo a La Vestida

Grupo de amigas tras comer en el ferial y antes de ir a bailar a las casetas./L. V.
Grupo de amigas tras comer en el ferial y antes de ir a bailar a las casetas. / L. V.

La Aemet prevé precipitaciones desde mañana, por lo que los jienenses aprovecharon para sacarle el máximo partido a La Vestida, sobre todo desde por la tarde | El mediodía del lunes estuvo marcado por las comidas de empresa, con la última jornada sin lluvia de la Feria

Laura Velasco
LAURA VELASCOJaén

Los mediodías en la Feria se transforman vertiginosamente según el día de la semana. El sábado, día familiar. Reencuentros y comidas que traen de vuelta a los que viven fuera de Jaén durante el año. El domingo... El domingo, todos. Fue la jornada que estuvo ambientada desde más pronto, por eso de no tener que trabajar. Así, en el recinto ferial se juntaron estudiantes, familias, compañeros de trabajo, niños, y así sucesivamente. Y el lunes, del trabajo a La Vestida. Primaron las comidas de empresa. Compañeros que son más que amigos. Otros se sonreían pero no se aguantan mucho. El pan de cada día. Muchos de ellos coinciden en que son comidas de ocio con un trasfondo empresarial: hacer negocios y estrechar lazos.

«Estamos aquí los enfermeros divirtiéndonos y echando un buen rato, algo que hacemos cada año por Feria. A saber a qué hora acabamos», decía Manuel García, enfermero en el Hospital Médico-Quirúrgico, que compartió una agradable jornada junto a sus compañeros en la Caseta del Colegio Oficial de Enfermería.

Las casetas, como suele suceder sobre las 15:00 horas, se llenaron de largas mesas donde se sirvieron platos y platos de comida. Una de estas estaba ocupada por la Asociación de Amas de Casa, una veintena de mujeres que no deja de juntarse porque, aseguraron, cada año están «más jóvenes». «Comemos, bebemos y luego nos vamos a bailar con los bomberos», bromeaban Trini Liébana y María Díaz mientras degustaban el último flamenquín.

Los empleados de Ibercaja también eligieron el lunes como el día oficial para su quedada, aunque reconocieron que a veces quedan más de un día. «Todos los años venimos y lo pasamos estupendamente», señaló Sonia Torres, una de las trabajadoras.

Algunas comidas no solo acogieron a compañeros como tal. En el caso del Centro ocupacional de Personas con Discapacidad Psíquica de Jaén, tanto monitores como usuarios disfrutaron de la calurosa jornada con una buena comida, tal y como explicó Carmina Carazo, responsable del centro.

De menos a más

Lo que sí se repite cada jornada, independientemente del día de la semana que sea, es que el ferial va de menos a más. Conforme pasan las horas se van sumando los que por las mañanas trabajan o estudian. Dejan apartados sus quehaceres habituales para olvidarse de todo bailando. Ayer lo hicieron con más motivo: la Agencia Estatal de Meteorología prevé lluvias desde esta tarde. Había que aprovechar la última jornada veraniega de Feria. El último lunes al sol, de momento.

Fotos

Vídeos