Publirreportaje

Tentación, una heladería que ha apostado por el helado tradicional desde sus inicios

Su forma de hacer y presentar el helado se ha implantado en la mente de muchos jienenses como si hubiese sido así toda la vida
R.I.JAÉN

Durante todo lo que llevamos del año 2017, ir a tomar un helado artesano a Tentación ha sido una actividad habitual. Su forma de hacer y presentar el helado se ha implantado en la mente de muchos jienenses como si hubiese sido así toda la vida, pero nada más lejos de la realidad.

Tentación abrió sus puertas en diciembre de 2008. Por aquel entonces, el concepto de heladería era muy diferente. Se podían encontrar helados industriales en los supermercados y en cafeterías como ahora, pero las antiguas heladerías que un día fabricaron producto artesanal, poco a poco habían ido acogiendo en sus vitrinas helado industrial de las marcas de renombre.

La variedad de sabores era pequeña y había distinción de precio entre unos gustos y otros, no siendo baratos precisamente, sobre todo para ser industriales. Además, el helado no rebosaba en absoluto del borde de la tarrina, ya que se esmeraban en un perfecto enrasado.

Pero tras ese diciembre de 2008, los jienenses empezaron a disfrutar en su ciudad del nuevo concepto de helado, que suponía un aumento en la variedad de sabores y unas vitrinas más elaboradas. Pero también una nueva organización en el servicio, con la gestión de la cola, un aumento en la cantidad de producto, ya que desde entonces se podía derretir al helado de fuera de la tarrina, circunstancia inédita hasta el momento. Y, sobre todo, un aumento en la calidad, que quizá es lo que el cliente menos aprecia a simple vista, pero que es lo fundamental para la salud, por los mejores ingredientes que contiene (y por los que no contiene). En este hecho es en el que sigue incidiendo la empresa con la experiencia adquirida desde entonces.

Ahora, pasados casi nueve años de aquel momento, Belén y Tomás, los jóvenes propietarios de heladería Tentación, se sienten orgullosos de haber sido los artífices de introducir este cambio de concepto que ahora pueden disfrutar todos sus clientes. Porque transcurridos estos años, son muy pocas las heladerías que mantienen el antiguo concepto y, mientras algunas heladerías y cafeterías han optado por comprar helados artesanos a obradores de otras provincias, algunos antiguos heladeros han decidido aprender el arte de elaborar su propio helado, copiando el modelo de Tentación.

Mientras tanto ‘la Tentación’, como cariñosamente se la conoce, se ha ganado el reconocimiento de los jienenses de todas las edades como la heladería artesana de la ciudad por excelencia y afronta el futuro con la intención de seguir innovando y siendo la pionera en sus obradores del Bulevar, donde surgió, y de la céntrica calle Bernabé Soriano.

Fotos

Vídeos