El temporal frena las tareas en la zona afectada por el incendio de Segura de la Sierra

Imagen de ayer de la zona afectada por el incendio, sobre la que la nieve ha hecho acto de presencia./IDEAL
Imagen de ayer de la zona afectada por el incendio, sobre la que la nieve ha hecho acto de presencia. / IDEAL

Los trabajos de emergencia de la Junta concluyeron, y los del Gobierno están a la espera de que cesen las lluvias para empezar

Laura Velasco
LAURA VELASCO

Pasadas las 18:00 horas del jueves 3 de agosto llegaron los primeros avisos por las llamas en el paraje Río Trujala, en Segura de la Sierra. La Junta de Andalucía decretaba el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales (Plan Infoca) apenas dos horas después, estabilizándose el incendio el día después, obligando a desalojar de sus casas a 270 personas. El gran incendio de 2017 afectó a un total de 686,71 hectáreas -604,55 arboladas; 78,11 de matorral; y 1,25 de pastizal.

Tras la extinción oficial del incendio el pasado 28 de agosto, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio declaró de emergencia determinadas actuaciones forestales de los montes públicos afectados por el incendio.

Los trabajos, iniciados el 25 de septiembre y con un plazo de ejecución de dos meses, contaron con un presupuesto de 150.000 euros. La intervención, que tenía como objetivo garantizar la seguridad de las personas y los bienes, consistió en la retirada y eliminación de los árboles quemados y en la instalación de señalización de seguridad.

Las principales zonas de riesgo donde se actuó se localizaron sobre todo en los entornos del sendero de gran recorrido 247 y de la carretera forestal de El Campillo.

Esperando al buen tiempo

Sin embargo, según declaró ayer la alcaldesa del municipio, Esperanza Chinchilla, tras haber concluido los trabajos de la Junta «aún no se ha podido realizar una valoración por la adversa climatología». «Hoy ha amanecido nevado, se está esperando al buen tiempo para continuar con los trabajos y valorar otras acciones futuras», indicó.

Los trabajos a los que hace referencia son los del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. La subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina, subrayó que será una cuantía de 250.000 euros la que se destine a la zona afectada por las llamas.

Además, Francisca Molina explicó que «se va a considerar zona de actuación inmediata ante los esperados episodios de fuertes lluvias otoñales, ya que en esta zona existe gran torrencialidad sobre estos terrenos deforestados y de fuertes pendientes». En este sentido, afirmó en un comunicado que las actuaciones propuestas «se limitan a las estrictamente urgentes, entendiendo como tales aquellas que técnicamente no permiten aplazar su inicio a meses posteriores, porque perderían su eficacia». Sin embargo, fuentes de la Subdelegación del Gobierno indicaron que los trabajos aún no han comenzado, esperando «a que deje de llover».

Asimismo, desde la semana que viene se realizarán unas jornadas para escolares de la provincia en torno al incendio, para abordar cómo se efectuaron las tareas de extinción. Además, participarán en labores de replantación.

Fotos

Vídeos