Tambores de guerra en la política de Begíjar

Damián Martínez (PP).
Damián Martínez (PP). / IDEAL

El PP y una concejal del PA han presentado una moción contra el PSOE por el «abandono» de la localidad | El alcalde asegura que la moción es «ilegal» porque la concejal es «tránsfuga» y, por tanto, según la Ley, necesitarían un apoyo más

LORENA CÁDIZBEGÍJAR

Dos años ha durado el entendimiento en el tripartito (PSOE, IU y PA) que gobernaba en Begíjar. Suenan tambores de guerra en forma de moción de censura. Ayer el PP de Begíjar, con el apoyo de la portavoz del PA en el Ayuntamiento, anunciaba la presentación de una moción de censura contra el alcalde, el socialista a Andrés Gárate. La justificación, el «absoluto estado de abandono» que sufre la localidad, aseguraban. Esa moción propone como nuevo alcalde al 'popular' Damián Martínez.

El propio Martínez recordaba ayer que el PP ganó las elecciones municipales de 2015 con cinco concejales, mientras que el PSOE obtuvo tres ediles, el PA logró dos representantes e Izquierda Unida, uno.

«Un pacto de gobierno entre el PSOE, IU y PA nos arrebató la alcaldía cayendo en manos del socialista Andrés Gárate. Entendemos que cuando alguien pelea por ser alcalde de un municipio es para trabajar por y para sus vecinos pero la realidad es que Gárate no ha hecho nada por Begíjar», dijo.

Por ello y dado que «el PP tuvo el orgullo de ser la candidatura con mayor apoyo en número de votos», creen «en la responsabilidad de seguir siendo el referente político de Begíjar», con el apoyo del portavoz andalucista, para lo que los seis han registrado una moción de censura contra el regidor. El pleno para debatirla deberá celebrarse pasados diez días hábiles desde el siguiente día a su presentación, «es decir, el próximo 23 de agosto a las doce de la mañana».

El dirigente 'popular' continuó asegurando que en su momento, el actual alcalde del PSOE, junto a los dos concejales del PA y el concejal de IU, entendieron que podían ofrecer un proyecto de futuro para la localidad, «pero el tiempo ha demostrado que tras sus palabras no había un proyecto sólido, tan solo les unía y les motivaba el afán de protagonismo y el querer cambiar la voluntad del pueblo».

De este modo, según se recoge en el escrito de la moción de censura, cuando han transcurrido más de dos años desde que llegaron al poder, se ven «en la obligación de poner en marcha los instrumentos legales» que el marco jurídico permite «para intentar dar a nuestros vecinos el futuro que merecen y luchar junto a ellos por un mejor mañana para Begíjar».

Y es que, «tanto para los concejales del PP como para el portavoz del PA, la actual situación política que vive el municipio está conllevando a situaciones de inestabilidad al no gozar el actual alcalde de un proyecto que garantice la resolución de los problemas que afectan a los vecinos».

«Desde el Partido Popular ya habíamos denunciando en reiteradas ocasiones el estado de abandono de calles y plazas, la falta de limpieza de los jardines y la ausencia de proyectos generadores de actividades relacionadas con la cultura y de promoción del deporte», recordó el también presidente del PP en el municipio. Además, el PSOE ha sido «incapaz de atraer inversiones» de otras administraciones públicas que favorezcan el desarrollo local.

Para Martínez, en definitiva, «la pasividad más absoluta de los actuales dirigentes municipales es una evidencia y ha provocado el más absoluto de los abandonos» de la localidad. «Por lo que hoy se ha decidido presentar esta moción de censura para «que sea alcalde aquel a quien democráticamente eligieron los vecinos en las urnas».

«Es ilegal»

Desde el PSOE lo tienen claro. Ayer aseguraron que la moción presentada por PP y la portavoz del PA «es ilegal» porque, al estar apoyada en una concejal que ha sido expulsada de su grupo político y, en virtud de una cláusula incluida en la Ley Electoral para evitar estas situaciones de transfuguismo, presenta un defecto de fondo por falta de quórum y por lo tanto no puede prosperar».

Así lo explicó el actual alcalde, Andrés Gárate. «Esta mujer fue expulsada del grupo municipal Andalucista hace unos días mediante un escrito presentado en el registro municipal por el número uno de su candidatura aludiendo a una serie de problemas de deslealtad y de irregularidades económicas que ella había cometido con la asignación de su partido», explicó Gárate.

Añadió que, en virtud del párrafo tercero del artículo 197 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, al haber sido expulsada la portavoz del PA de su grupo político, la moción de censura debe ser presentada por siete concejales y no por seis, como ha ocurrido.

Para el alcalde socialista, «esta cláusula antitransfuguismo incluida en la ley, con el beneplácito del Partido Popular, no puede obviarse y hace nula la propuesta de esta moción de censura».

«Extorsión»

«Todo esto ocurre porque esta concejal del PA me ha querido hacer poco menos que extorsión política al pedirme que le pusiera un sueldo de 750 euros e incluso llegó a pedirme ser la alcaldesa los dos próximos años. Como no hemos cedido ni yo ni el número uno de su formación, ha acudido al PP, que con tal de coger la Alcaldía es capaz de aliarse hasta con el diablo si hiciera falta», declaró.

Sobre la gestión municipal, Gárate aseguró que se ha conseguido sacar adelante la mayor parte del programa electoral y del acuerdo de gobierno con proyectos de envergadura como la residencia de ancianos, «que estaba absolutamente olvidada y dejada por el anterior gobierno» o las mejoras de las canalizaciones de agua potable para dotar al municipio de un mejor suministro.

De salir adelante, la de Begíjar sería la primera moción de censura vivida este mandato en la provincia. Durante estos dos años ha habido cambios de alcaldes, por acuerdos electorales, como el último en Torredonjimeno, o porque han asumido nuevos cargos y han cedido el bastón de mando a compañeros de partido.

Fotos

Vídeos