Sindicatos muestran su desacuerdo con la fusión de los dos IES de la zona sur

Vista del IES Fuente de la Peña. /IDEAL
Vista del IES Fuente de la Peña. / IDEAL

Califican de «precipitada» la decisión que afecta a los centros Fuente de la Peña y García Lorca, que dejaría un solo centro público con dos sedes

Laura Velasco
LAURA VELASCOJAÉN

Los sindicatos lo tienen claro: no están de acuerdo con la fusión por integración del IES Fuente de la Peña y el IES García Lorca, que dejaría a partir del próximo curso un solo centro público con dos sedes. Por ello, a través de un escrito a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía mostraron su «disconformidad e inquietud» ante la medida adoptada. La queja está formulada por la Junta de personal no docente universitario de Jaén -que engloba a Csif, Anpe, Ustea, CC OO, Apia, FeSP-UGT y CGT-.

Basan sus quejas en varios puntos. En primer lugar, consideran que la desaparición del IES García Lorca supone un «fracaso», ya que significa que lo han dejado «a la deriva» y se han «despreocupado» de ese centro. «Ha mantenido los privilegios de cinco centros privados concertados, los cuales han seguido manteniendo la matrícula y aumentando su oferta educativa», señalan.

En segundo lugar, consideran errónea la forma de comunicación de la decisión. «Fue tomada con anterioridad, inexorable, sin posibilidad de modificación ni consenso alguno, ni vuelta atrás», indican.

Además, califican de «precipitada» la decisión, ya que aún hay «demasiados asuntos en el aire». Y es que no se sabe por qué decreto se regirá la fusión, ni la situación en la que quedará el profesorado, ni la oferta educativa en la hipotética en ambas sedes. «En el Fuente de la Peña se habla de una 'oferta de salida' de tres líneas en la ESO y cinco unidades en cada curso de Bachillerato. En el García Lorca se mantendrá la FPB, pero la propuesta de ciclos no es segura. (...) Esta inseguridad genera perplejidad y preocupación ante la posibilidad de que no fructifique», lamenta la Junta de personal docente no universitario de Jaén. Por último, consideran que se genera «mucha incertidumbre» en el alumnado y las familias, al no estar claramente definida la oferta de enseñanzas definitiva ni cómo va a quedar la situación del nuevo centro.

Propuestas

En el escrito, los autores no se limitan a rechazar la medida. También efectúan algunas propuestas. Eso sí, comienzan la lista mostrando su desacuerdo total de la fusión y pidiendo a la Junta que la reconsidere, puesto que «no se tienen plenas garantías para el profesorado ni para el alumnado». «Dado el problema generado por el descenso demográfico, exigimos reequilibrar la escolarización de la zona, acordando una oferta compensada de plazas entre la red pública y la concertada, ambas sostenidas con fondos públicos, para conseguir un reparto equitativo del alumnado entre todos los centros», apostillan.

Mantener puestos de trabajo

En el caso de que la fusión sea inevitable, la Junta de personal establece las reivindicaciones del profesorado con respecto a la nueva situación. Reclaman el mantenimiento de todos los puestos de trabajo y facilidades «a miembros desplazados o suprimidos». Piden mantener igualmente al profesorado de apoyo, de Pedagogía Terapéutica y de orientación; así como aumentar la plantilla del PAS, con un administrativo, y del personal de limpieza «en proporción a los nuevos espacios».

Creen necesario igualmente mantener las diez unidades de 1º y 2º de Bachillerato, conceder el bilingüismo a los colegios Martín Noguera y Santo Tomás, y repartir el alumnado con necesidades educativas especiales entre los centros concertados de la zona «para evitar la concentración en los centros públicos».

En referencia a este escrito, la Consejería de Educación insistió ayer en que el proceso de fusión «sigue su curso» y todas las propuestas que los sindicatos han manifestado ya habían sido trasladadas con anterioridad a la delegada de Educación, Yolanda Caballero. «Serán tenidas muy en cuenta», indicó.

Fotos

Vídeos