La semana previa a la peatonalización comienza con el corte en San Francisco

Reparación del adoquinado en la plaza de San Francisco./LIÉBANA
Reparación del adoquinado en la plaza de San Francisco. / LIÉBANA

Está previsto que dure hasta el domingo y el motivo es la adecuación funcional de la plaza y la reparación de los baches en la calle Ramón y Cajal

J. M. LIÉBANAJAÉN

Desde las 8 horas de esta mañana estará cortada el tráfico rodado la plaza de San Francisco de Jaén, debido a las obras de adecuación funcional en el cruce en el que confluyen las calles Álamos, Bernabé Soriano y Ramón y Cajal, con hundimientos del adoquinado. Los trabajos durarán una semana, hasta el domingo 19 de noviembre a las 22 horas de ese día, según prevé la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, y son previos a la entrada en vigor, el domingo siguiente, día 26, de la peatonalización del centro de la ciudad.

La plaza de San Francisco, junto con Álamos y Ramón y Cajal, forma parte del anillo por donde se podrá circular y que rodeará a la zona peatonal. El resto del mismo continuará por Manuel Jontoya, Ejido de la Alcantarilla, Fuente de don Diego, Adarves Bajos, Puerta del Ángel, Vergara, Rastro, Madre Soledad, Jardinillos y Doctor Eduardo Arroyo.

Mientras dure el corte de esta semana, los vehículos que se dirijan al aparcamiento público del mercado de San Francisco y cocheras autorizadas del entorno tendrán que acceder por abajo, por la plaza de la Constitución, a través de las calles Cronista Cazabán y Joaquín Tenorio (por la plaza del Pósito o desde La Carrera). Y la salida será por Joaquín Tenorio, girando a la izquierda en Bernabé Soriano.

Las líneas de autobús que discurren por la Carrera de Jesús y plaza Santa María (4,5,10,11 y 16, El Neveral y Jabalcuz), cambiarán su recorrido y lo harán por la Ronda Sur y Avenida de Granada. La línea número 15 cambiará su recorrido desde Paseo de la Estación hacia Madre Soledad Torres Acosta, plaza de los Jardinillos, Doctor Eduardo Arroyo, continuando su recorrido habitual.

Aunque todos estos cambios serán provisionales, pues cuando el Ayuntamiento implante la peatonalización, los autobuses desaparecen de Bernabé Soriano y otras calles del centro, salvo la línea 11 (Carrera de Jesús, Plaza de Santa María y calle Campanas). Los taxis tendrán un corredor en la zona peatonal para evitar que den largos rodeos.

Para entonces tendrán que invertir su sentido las calles Rastro (antigua Correa Weglison); Vicente Montuno (desde plaza de San Ildefonso hacia Adarves Bajos), que pasará a ser también descendente, e Ignacio Figueroa, que quedará en doble sentido, solo para taxis y autobuses.

Fotos

Vídeos