Los 'rostros' que venden Jaén al mundo

Selene Simón, del área de turismo de Linares, ha vendido las bondades de Cástulo./Miguel Ángel Contreras
Selene Simón, del área de turismo de Linares, ha vendido las bondades de Cástulo. / Miguel Ángel Contreras

Realizan catas de aceite, demostraciones, responden a mil preguntas sobre la provincia, abierta ya la feria a todo el público

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASMADRID

A las azafatas (y azafatos) se les exige inglés y conocer la provincia. Y una sonrisa que (es universal) siempre se agradece. Visten los colores del 'Jaén paraíso interior', la campaña de la Diputación que acumula más de dos décadas. Cuentan con titulación (en Turismo la mayoría) y trabajan como técnicos de ese área en ayuntamientos de la provincia, asociaciones de desarrollo rural o la Diputación. Son Carmen Garrido, Alba Sánchez, María García y así hasta cerca de una veintena en total, los rostros que venden Jaén en Fitur y que esta noche al fin descansarán. Bueno, no todas, alguna tiene ya mañana catas de aceite de oliva en Madrid.

Así es la escena: sobre una inabarcable moqueta color verde ácido, un mostrador kilométrico repleto de folletos de todos los rincones de la provincia bajo las panorámicas iluminadas de Baeza y Úbeda y tras el mostrador ellas (son mayoría) y ellos. Realizan catas, responden a preguntas sobre cualquier aspecto de Cástulo, Cazorla, Úbeda, Baeza... No es poca la responsabilidad que recae sobre sus hombros. La imagen de toda una provincia no solo depende del cuidado diseño del stand o de los productos turísticos diseñados durante todo el año para que luzcan en la feria: la palabra justa, el dato preciso que alguien andaba buscando, el cariño con que se da, puede marcar la diferencia.

Tras ese mostrador, un escenario en el que han transcurrido las presentaciones de cada uno de los municipios jienenses, varios cubiletes para los medios de comunicación y una sala de reuniones. Ahí se han forjado tratos con turoperadores, agencias de viajes, aerolíneas... Lograr apretones de mano que dentro de unos meses puedan traducirse en visitantes para la provincia.

Eso hasta el viernes. La feria de los negocios, la de los ejecutivos enchaquetados, quedó clausurada y ayer comenzó 'el gran Fitur', el de los aficionados a los viajes, los curiosos, los de escapadas de fin de semana o un puente, a los que también se pretende encandilar. Ifema volverá a abrir hoy sus puertas para el público en general.

El aceite tiene imán

A pesar de la variedad de productos, como ocurre con el vino en la Rioja, el aceite de oliva sigue siendo el mejor imán para atraer a los curiosos. Las muestras de aceites de primera calidad que se exhiben en los mostradores despiertan miradas de deseo.

Junto a elegantes botellas y copas abunda el folleto de toda la vida. Miles de folletos. En plena era digital y cuando buena parte del negocio se mueve a través de internet y las redes sociales, se mantiene fuerte y demandado.

Igual ocurre con los carteles, libros de recetas, camisetas, gorras y todo tipo de regalos que llenan las bolsas de los feriantes, muchos auténticos expertos en coleccionarlos. Todo vale para que más pronto que tarde decidan darse una vuelta por la tierra del aceite de oliva.

Fotos

Vídeos