Los robos en casas y de coches en la provincia caen hasta menos de tres al día

Detención de un sospechoso por parte de la Guardia Civil./IDEAL
Detención de un sospechoso por parte de la Guardia Civil. / IDEAL

A pesar del número de agentes, Jaén experimenta un descenso destacado, aunque aumentan delitos como el de drogas por los cultivos de marihuana

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

La Oficina Estadística Europea Eurostat establece diez indicadores para medir de forma precisa la criminalidad en un municipio o zona concreta. En la mayoría de ellos, la provincia jienense ha vuelto a poner un signo negativo en los nueve primeros meses de año y podría cerrar el curso con la tasa de criminalidad más baja en mucho tiempo.

Según la estadística que ofrece el Ministerio del Interior de manera trimestral, las infracciones penales registradas en la provincia de Jaén volvieron a bajar de enero a septiembre, según los datos proporcionados por la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local, lo que pese a la necesidad de aumentar el número de agentes para alcanzar las cifras 'precrisis' que redunden en una mayor seguridad ciudadana no deja de ser una buena noticia.

Por debajo para bien

En números concretos se traduce en 11.751 delitos y faltas contabilizados hasta septiembre en territorio jienense, un 6,4% menos que en el mismo periodo de 2016. Es la caída más importante de la comunidad autónoma y de las mayores del país, cuyas tónicas son diferentes. A nivel andaluz crecen un 0,6%, con 253.837 infracciones penales registradas; el mismo aumento que en el conjunto de España, donde se han registrado 1.527.806 infracciones penales.

Jaén continúa en cualquier caso cerca de 20 puntos por debajo de la media regional, con un crimen por cada 54 habitantes por uno por cada 33.

No obstante, la estadística de Interior refleja que en esta ocasión, durante los nueve primeros meses de este año, han subido dos tipologías penales en la provincia de Jaén: los delitos contra la libertad sexual y el tráfico de drogas. Detrás de estos datos optimistas se esconden varias claves fundamentales. Una de ellas es la bajada continuada de los robos con fuerza en domicilios.

Esta última tipología penal pasó de ser el talón de Aquiles de la provincia en 2014 a convertirse al año siguiente en el caballo de batalla de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, quienes lograron que este delito experimentara un descenso notable tras un repunte en 2016.

Las últimas cifras publicadas por Interior indican que la provincia de Jaén sufrió 494 robos con fuerza en domicilios entre enero y septiembre, es decir, un 33% menos que el mismo periodo del año anterior. Esta cifra sitúa a Jaén como la provincia donde más han bajado los asaltos en viviendas, seguida de Almería.

Una simple división muestra que el territorio jienense sufre una media de casi dos sustracciones diarias en viviendas. La cifra es muy inferior a la de otras provincias con un parque mobiliario que 'facilita' este tipo de delitos, con más zonas residenciales muy diseminadas, barrios alejados de núcleos urbanos y un número notable de segundas residencias cercanas a la costa.

La estadística de Interior refleja que uno de los datos más positivos para la provincia es el descenso escalonado de las sustracciones de vehículos a motor. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han conseguido hasta septiembre de este año una bajada del 31% sobre una infracción que en 2016 contabilizó casi 300 casos.

No ocurre así con el tráfico de drogas. La provincia, como ocurre en otras limítrofes como Almería o Granada, han aumentado las actuaciones antidroga, con un tráfico que crece un 30% durante los primeros nueve meses del año y que todo indica está estrechamente relacionado con el cultivo de la marihuana, cuyas plantaciones se han multiplicado en el último año.

La capital, donde menos baja

Interior también ofrece datos de criminalidad de los municipios mayores de 30.000 habitantes. En el caso de la provincia jienense, los de Úbeda, Andújar, Linares y la capital. En todas ellas disminuyen los delitos, un 22,9%, un 27,7%, un 18% y un 4,4%. En Jaén capital es donde menos desciende esta de forma clara.

Desde el Cuerpo Nacional de Policía reconocen la necesidad de contar con más efectivos. «Estamos viviendo momentos difíciles en todas las plantillas de la provincia. La falta de reposición de personal que se ha ido perdiendo con las jubilaciones, ha ido mermando las plantillas, pasando momentos complicados. Si bien, en ningún momento ha afectado a la seguridad de los ciudadanos, toda vez que esto se ha compensado con mayor responsabilidad, espíritu de sacrificio e implicación por parte de los policías», subrayan.

Fotos

Vídeos