La rehabilitación de la 'Casa del Reloj', antes del verano y durará un año

La Casa Heras antes de su vallado, a pocos metros de la Catedral./F. J .C.
La Casa Heras antes de su vallado, a pocos metros de la Catedral. / F. J .C.

DBJ-Calderón ya tiene la licencia de obra y afirma que su deseo es que todos los jienenses y turistas puedan disfrutar de este simbólico edificio

José M. Liébana
JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

A la 'Casa del Reloj' le ha llegado su hora. La Casa Heras, como se la conoció durante décadas porque fue construida en 1906 a instancias del relojero Eugenio de las Heras en la esquina de la calle Maestra con la plaza de Santa María (a pocos metros de la Catedral), será rehabilitada por fin, tres años después de que fuera cubierta con una lona y cuatro después de que la empresa jienense Construcciones Calderón la adquiriera y afianzara su estructura. Ello hizo que la Fiscalía de la Audiencia Provincial archivara la denuncia presentada por la asociación 'Iniciativas, Andamios para las ideas' y, tras no pocos trámites, la propiedad anunció ayer que las obras comenzarán antes del verano y que durarán un año, aproximadamente.

La firma DBJ (Duro Bonilla Jiménez)-Calderón cuenta desde hace unos días con la licencia de obra que permite el comienzo de la recuperación del inmueble. Uno de sus responsables, el arquitecto Germán Bonilla Montijano, destacó que la rehabilitación va a dotar de mayor valor al casco histórico de la capital.

«Nuestro anhelo es que todos los jienenses y turistas puedan disfrutar de este edificio y su entorno, y para ello proponemos un uso para el inmueble que así lo permita, queremos que la 'Casa del Reloj' sea disfrutada por todos y forme parte de uno de los atractivos de nuestra ciudad», señaló en un comunicado.

La empresa Calderón presentó en 2016 el proyecto de rehabilitación al alcalde de Jaén, Javier Márquez, a quien explicó su intención de destinarlo a uso comercial, de manera que «pueda disfrutarlo la ciudadanía», descartando su uso para vivienda. También barajaba la posibilidad de que este edificio de estilo modernista y neomudéjar albergara una librería, una cafetería o un restaurante, y dijo por entonces había empresarios interesados.

Escollos

«El objetivo de DBJ Calderón - prosiguió el comunicado - , no solo con este edificio sino con todos los que acomete en esta zona, es dar vida al casco histórico, apostar por Jaén y por asentar la población en estas zonas de la ciudad». De hecho, la promotora ha impulsado en los últimos años la rehabilitación de edificaciones en la calle Hurtado, Paseo de la Estación y Plaza de San Francisco.

Bonilla Montijano añadió que la rehabilitación de la 'Casa del Reloj' habría sido una realidad hace tiempo, pero los escollos burocráticos han ralentizado su ejecución. «No obstante, a pesar de las dificultades técnicas, administrativas y sociales que conllevan este tipo de actuaciones, seguiremos apostando por dar un mayor esplendor a Jaén y a su casco histórico», aseguró.

El arquitecto recordó que el edificio, paradójicamente, no cuenta con un reloj en su fachada, a pesar de tener un espacio en ella de color blanco y circular, que hizo creer a la ciudadanía en la existencia de un reloj durante años. Aunque con la rehabilitación está prevista la colocación de un reloj artesano.

DBJ Calderón es una firma integrada por profesionales jienenses que «creen en su tierra e integran disciplinas diferentes y a la vez complementarias», de modo que «es una suma sinérgica de profesionales con la máxima solvencia y compromiso con sus clientes», señaló. La sociedad aúna al estudio de arquitectura (Germán Bonilla Montijano y Eduardo Duro Almazán), un despacho de abogados especializado en Urbanismo (Francisco Jiménez Sáinz) y a la empresa Construcciones Calderón.

Fotos

Vídeos