El radar del Puerto Carretero en la A-44 ya es el que más multa de toda España

El radar del Puerto Carretero en la A-44 ya es el que más multa de toda España

Sanciona más de 180 veces cada día, con cerca de 290 euros de media de ingresos cada hora; en total en la provincia por multas la DGT recauda más de 17.000 euros al día

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

El radar fijo que más multa de toda España está en Jaén. Así lo confirma la Dirección General de Tráfico (DGT), que desde ayer muestra en su web datos relacionados con el número de denuncias y la evolución de las mismas, así como información estadística sobre los importes ingresados, habiendo recaudado cerca de 241,3 millones de euros por sanciones de enero a octubre de 2017; de ellos, 75,8 millones fueron por sanciones relacionadas con exceso de velocidad captadas por radares fijos, según datos de Tráfico. En la provincia de Jaén acumuló 105.813 multas (décimo tercer puesto en denuncias), sin embargo, el radar fijo que más denuncias acumuló durante los diez primeros meses de 2017 se encuentra en el punto kilométrico 76,3 de la A-44, en la provincia jienense, con 55.304 denuncias. Se trata del radar del Puerto Carretero, en cuesta pronunciada y con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora. Recauda casi siete mil euros al día, cerca de 290 a la hora.

El radar de la A-44, entre Jaén y Granada, ha duplicado sus resultados en un año. En 201 se apuntó 'solo' 31.526 denuncias. La inmensa mayoría de las multas son por exceso de velocidad, aunque estos puntos de control también permiten detectar otras infracciones, como no haber superado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

La limitación en este tramo de la A-44 Autovía de Sierra Nevada-Costa Tropical, que así fue bautizada, es de 100 kilómetros por hora. Tráfico bajó la velocidad de paso por ese punto, que era de 120, hace algo más de dos años y desde entonces las sanciones se han multiplicado. A ello se suma que es una zona de bajada (sentido Bailén) y que el tramo precedente es una recta (justo cuando finaliza el límite provincial de Granada y comienza el de Jaén) donde se puede circular hasta a 120. Por lo que los conductores «caen como moscas» si no van atentos a las señales. Las multas por exceso de velocidad oscilan entre los 100 y los 500 euros.

Curiosamente, entre 2013 y 2015 este radar, según datos oficiales de Tráfico, no puso ninguna multa. Por problemas de mantenimiento de los equipos, la DGT no tuvo operativos seis de los 13 emplazamientos equipados para un cinemómetro en la provincia. Esto explica en gran parte que las multas por exceso de velocidad en la provincia se hayan disparado, hasta multiplicarse por cuatro en tres años, de 14.104 en 2014 a 20.373 en 2015, 46.216 en 2016 y 63.406 el pasado año. Por exceso de velocidad la DGT ha recaudado en la provincia desde 2012 más de diez millones de euros. El total de ingresos por multas ha sido de 37,2 millones de euros, más de 17.000 euros al día.

La única provincia que crece

En el ránking nacional de radares menos respetados el segundo es el instalado en la N-VI (punto kilométrico 59,2) en Segovia, con 55.000; y del radar colocado en el kilómetro 256,7 de la A-7 en Málaga, que ha provocado 47.000 denuncias. En esta misma carretera, 43.376 conductores no respetaron otro de los radares colocado en el kilómetro 246.

Con esas más de cien mil denuncias globales, Jaén lidera el escalafón andaluz, con 1.973 multas por cada 10.000 empadronados (en todas baja la cifra menos en Jaén). Esto invita a tener en cuenta que uno de los factores principales que determina el volumen de sanciones es la cantidad de tráfico que soportan las carreteras del territorio, no solo por sus habitantes sino también del tráfico rodado de mercancías o de paso. De este modo, es más fácil explicar que las dos provincias donde más se multa sean Jaén y Málaga, regiones con un importante volumen de tráfico de este tipo, mientras que otras con más población, como Sevilla, están muy lejos de ofrecer datos similares.

Fotos

Vídeos