La provincia arropa al Museo Íbero

Visita guiada con bastante afluencia de público./L.V.
Visita guiada con bastante afluencia de público. / L.V.

Cientos de personas acuden diariamente desde su inauguración y admiten que es un gran reclamo turístico, aunque la muestra «se queda corta» | Muchos van en busca de piezas expuestas provenientes de sus municipios, aprovechando las vacaciones

LAURA VELASCOJAÉN

La provincia responde bien al Museo Íbero. Desde su inauguración el pasado 11 de diciembre, y especialmente estos días de Navidad, cientos de personas se desplazan hasta la capital para empaparse de esta cultura. Es, según algunos, el plan navideño perfecto. Por ello, no es de extrañar ver familias al completo leyendo la explicación de las piezas; jóvenes desconectando en estos días sin universidad y parejas que comienzan el día con un plan de lo más cultural.

«Hemos venido con los niños para que se interesen por la historia»

En la jornada de ayer, concretamente, ir al museo 'pegaba'. Cielos nubosos y llovizna que invitó a bastantes a acercarse allí. En la recepción, las trabajadoras que reciben a los visitantes insisten en que desde su inauguración el público ha asistido de forma regular a disfrutarlo.

Unos pasos más. Girar a la izquierda. Subir las escaleras. ¡Et voilá! La exposición temporal 'El príncipe, la dama, el héroe y la diosa'. A lo largo de la mañana en la sala el número de visitantes no bajó de 40. Cabe destacar que bastantes venían de la provincia de Jaén, aprovechando el día de vacaciones.

Mucho espacio, poca muestra

Y si hay dos ideas en las que coincide una amplia mayoría es que Jaén necesitaba este Museo y que la muestra se queda un poco «corta». «No nos está gustando porque el espacio está desaprovechado. El edificio es muy grande y la muestra es poca cosa, a lo mejor cuando haya más exposiciones mejora. Aún así, para la ciudad de Jaén es un atractivo importante», indicaron María Alegre, de Sevilla, y Antonio Campos, de Úbeda.

Más positivos se mostraron Manuel Castro y Pedro García, de Fuerte del Rey, que se desplazaron desde su pueblo hasta el museo, motivados también porque algunas de las piezas de la exposición son de su municipio. «Esta bien, nos está gustando. Hemos venido con los niños para que se interesen por la historia», agregaron.

Para Paula Andrés, madrileña de visita en la provincia por ser su novio de Jaén, el museo es «pequeñín», aunque admite que puede ser por la amplitud de los que suele visitar en su ciudad natal. Sin embargo, cree que el Museo Íbero «poco a poco irá a más, porque por ahora lo que hay es temporal». «Lo importante es empezar, así que por ahora está bien», recalcó.

«Es interesante, nosotros no conocíamos nada de esta cultura y queríamos saber más. Es un reclamo turístico», señalaron por su parte Manuel Jurado e Inmaculada Cano, ubetenses residiendo en Sevilla, que aprovecharon estar de vacaciones en la Ciudad Patrimonio de la Humanidad para acercarse al museo.

Por último, María del Carmen López y Mercedes González, madre e hija de Puente Tablas, visitaron con tranquilidad el museo, buscando las piezas que vienen de su pueblo. Dejaron claro que «ya era hora de que Jaén tuviera algo que mereciera la pena», aunque también incidieron en que al museo le hace falta más. «Más que un museo es una muestra, una introducción, pero tiene que haber muchísimo más. Habría que ver ahora el Museo Provincial y ver quién hacer sombra a quién», apostillaron.

En su caso, recalcaron que fueron a «aprender», ya que, como muchos otros, no conocían nada de la cultura íbera. La historia de 'El príncipe, la dama, el héroe y la diosa' les encantó. Quizás, además de fomentar las visitas, el museo logre que la sociedad jienense se interese más por una cultura tan maravillosa como desconocida para muchos.

Fotos

Vídeos