Polifenoles de la aceituna contra el Síndrome Metabólico

Polifenoles de la aceituna contra el Síndrome Metabólico
A ciencia cierta

Hay suficientes evidencias que indican que la dieta mediterránea disminuye el riesgo de padecerlo

JOSÉ JUAN GAFORIOJAÉN

En la actualidad, hay más obesos que personas con delgadez extrema. La obesidad se ha convertido en el primero de los retos de salud pública, pues, el aumento interanual es imparable. Según datos de la 'American Heart Association', en Estados Unidos de Norteamérica, el 31,8% de los niños entre 2 y 19 años tienen sobrepeso u obesidad y; el 31,8% de los adultos son obesos. Se le considera un requisito previo para el Síndrome Metabólico, que es una agrupación de factores de riesgo, como la obesidad central o abdominal, resistencia a la insulina, dislipidemia e hipertensión. Se estima que, hasta el 25% de la población mundial cumpliría con los criterios para ser diagnosticados de Síndrome Metabólico. Esta patología incrementa cinco veces el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y, triplica el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular. Además, también se ha relacionado este Síndrome con el cáncer, fundamentalmente, de mama, páncreas, colon e hígado. Recordar que las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, son las dos patologías que mayor mortalidad producen en nuestro entorno. Uno de los factores involucrados en la génesis del Síndrome Metabólico es el consumo de una dieta poco saludable. ¿Qué hacer para prevenirlo?

Hay suficientes evidencias que indican que la dieta Mediterránea disminuye el riesgo de padecer Síndrome Metabólico, pero, además, sabemos que los polifenoles presentes en los aceites de oliva vírgenes tienen un efecto específico y muy positivo en este caso. De forma muy resumida, podríamos decir que, los diferentes estudios realizados hasta el momento de intervención dietética en humanos, indican que, los polifenoles presentes en las aceitunas y en su zumo, protegen de la oxidación a las lipoproteínas, tienen un efecto protector frente a la hipertensión y la hiperglucemia. Aun disponemos de evidencias limitadas, aunque sugerentes, sobre sus efectos positivos frente a las dislipidemias y sobre la inhibición del aumento de peso corporal, por ello, es necesario realizar más estudios de intervención dietética en humanos para terminar por aclarar estos aspectos.

Es interesante resaltar que, para alcanzar estos efectos beneficiosos, es necesario consumir una determinada cantidad de polifenoles. En la mayoría de las dietas, no se alcanzan estas cantidades. Puesto que no es conveniente tampoco ingerir grandes cantidades de aceites de oliva, pues incrementamos el aporte energético de forma no saludable, lo recomendable es consumir aceites de oliva vírgenes que posean altas cantidades de polifenoles. Como la mayoría de ustedes sabrá, las distintas variedades de aceitunas tienen características diferentes y, entre otras, una de las más importantes es que dan lugar a zumos con cantidades muy diferentes de polifenoles. Por suerte, la variedad picual, está entre las variedades con mayor cantidad de estos componentes tan saludable.

Si quiere tener más información sobre este y otros temas relacionados, le animo a que se inscriba en el congreso que estamos organizando y que se desarrollará del 18 al 20 de mayo en el nuevo museo Íbero de Jaén. No crea que es un congreso dirigido para científicos y que no se va a enterar de nada, todo lo contrario, está diseñado para divulgar a la ciudadanía lo que la ciencia nos está demostrando.

Fotos

Vídeos