Policías locales se preparan para poder realizar test de detección de drogas

Agentes en un momento del curso. /IDEAL
Agentes en un momento del curso. / IDEAL

Agentes de la capital, Linares, Andújar, Alcalá la Real, Baeza, Úbeda, Jódar, Mancha Real y Torredelcampo aprenden a detectar distintos signos

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Una raya de cocaína consumida una noche puede costar una multa de tráfico hasta 24 ó 72 horas después si al «afectado» lo paran los agentes de la autoridad y lo someten a un control de estupefacientes. La mera «presencia» de sustancias en las pruebas de saliva es motivo de sanción. Y no una sanción cualquiera. Hasta 1.000 euros y seis puntos. El año pasado se hicieron en la provincia de Jaén 1.813 pruebas y el 29% detectó rastros de sustancias estupefacientes. Son datos similares a los que se dan a nivel nacional. Mientras que en las pruebas aleatorias de alcoholemia el porcentaje de positivos está por debajo del 1%, en drogas superan el 25%. Bajar esta cifra es a día de hoy una de las prioridades de la Dirección General de Tráfico.

Si en 2016 se hicieron 70.000 pruebas en toda España este año se espera superar las 100.000. Trasladando los incrementos a la provincia de Jaén, solo con los equipos de los que dispone la Guardia Civil y la Jefatura Provincial de Tráfico se podrían rondar los 2.500 controles a final de este ejercicio. Seis test al día. A ellos se han sumado también las Policías Locales.

Por ello, la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), a través del Servicio de Protección Civil y Emergencias 112-Andalucía en Jaén, ha impartido un curso denominado 'Policía de Tráfico especiales en drogas' en la que han participado 35 efectivos de procedentes de las localidades de Jaén, Linares, Andújar, Alcalá la Real, Baeza, Úbeda, Jódar, Mancha Real y Torredelcampo. Esta actividad formativa -coordinada por el jefe del Servicio, Juan Olivares, y que ha contado también con la presencia en su inauguración del director de la ESPA, Isidoro Beneroso- ha permitido al alumnado recibir un diploma de aprovechamiento junto a una certificación específica con su número de acreditación profesional para su anexo a las diligencias de las pruebas de detección de drogas que realicen. Tras la alta demanda registrada, con la presentación de más de 60 solicitudes, la ESPA estudiará la realización de otra edición en el primer trimestre de 2018.

Los objetivos del curso son ofrecer una formación especializada sobre drogas en materia de tráfico y seguridad vial, cualificar a estos agentes para la realización de pruebas de detección de drogas tóxicas, estupefacientes, psicotrópicos y sustancias análogas, formarlos en la detección de los signos patognómicos asociados al consumo de estas sustancias y facilitar los conocimientos y procedimientos correctos de actuación policial en la realización de los controles de estas sustancias y en los ilícitos que se puedan plantear en el ejercicio de estas funciones.

El curso se ha estructurado en una fase presencial con una duración de 35 horas lectivas, con cuatro bloques temáticos: Jurídico, sobre Medicina Legal, de Intervención Policial y relativo a Medios Técnicos.

Fotos

Vídeos