«A partir del 26 de febrero habrá multas»

Policías locales informan a los conductores en la parte alta del Paseo de la Estación cuando se implantó la peatonalización./LIÉBANA
Policías locales informan a los conductores en la parte alta del Paseo de la Estación cuando se implantó la peatonalización. / LIÉBANA

Cada zona tendrá un color y la autorización solo será para circular por la misma, y desde ayer la Policía Local recuerda las restricciones al tráfico. El Ayuntamiento iniciará en unos días el reparto de las tarjetas a los residentes del centro peatonalizado

José M. Liébana
JOSÉ M. LIÉBANA

El periodo de gracia en la peatonalización del centro de la capital jienense llega a su ecuador. Puesta en marcha el día 26 de noviembre, el Ayuntamiento concedió tres meses para que los conductores se fueran acostumbrando a las restricciones en el tráfico en el área comprendida entre la calle Roldán y Marín y la plaza de San Francisco, y entre Los Jardinillos y Adarves Bajos. El periodo navideño, con sus aglomeraciones, ha relajado las prohibiciones para evitar mayores atascos, pero desde ayer los agentes de la Policía Local informan de las mismas. Y dentro de mes y medio sacarán la libreta. «A partir del 26 de febrero habrá denuncias a quienes no cumplan las normas», advirtió ayer el concejal de Tráfico y Transportes, Juan Carlos Ruiz.

Este trimestre de transición también se debe a que la zona peatonalizada requiere que los residentes tengan tarjetas que les autoricen a entrar y salir de sus cocheras. Un proceso complejo que lleva el Negociado Municipal de Transportes y que marcha «según lo previsto». Cada residente que lo solicite tendrá tres tarjetas a su nombre, no vinculadas a la matrícula de los vehículos. Serán de cartón , estarán plastificadas y cada una tendrá un color, correspondiente a la zona que esté autorizado, por lo que no podrá circular por todo el espacio peatonalizado.

Las solicitudes siguen llegando, aunque en menor medida que al comienzo, entre diez y treinta diarias. Las primeras pruebas ya están hechas, por lo que las tarjetas empezarán a entregarse a partir de la semana que viene. Los solicitantes serán notificados para que pasen a recogerlas y la intención es que la mayoría estén entregadas a finales de enero y principios de febrero.

Las tarjetas de los residentes llevarán la firma del funcionario y del teniente de alcalde del área, por lo que tendrán carácter de documento público y su falsificación será constitutiva de un delito.

Una vez distribuidas las tarjetas y finalizado el actual periodo transitorio, la Policía Local podrá requerir las mismas a los conductores que circulen dentro del perímetro peatonalizado. Y aunque los agentes ya informan de las restricciones al tráfico, para entonces se pondrá fin a una práctica extendida en las últimas semanas entre quienes suben por el Paseo de la Estación y quieren dirigirse hacia la Avenida de Granada. Como la calle Rastro ha invertido su sentido, no pocos conductores se adentran en Roldán y Marín y giran en la plaza de la Constitución para continuar por Virgen de la Capilla hasta Puerta Barrera. Ello está prohibido pero así evitan dar un rodeo por el perímetro de la zona peatonalizada: Madre Soledad, Jardinillos, Doctor Eduardo Arroyo, Álamos, Ramón y Cajal, Ejido de la Alcantarilla y Variante Sur ('ruta del colesterol') para enlazar con la Carretera de Granada.

A partir del 26 de febrero, estos «despistados», como los llama el concejal de Tráfico, serán sancionados si entran sin autorización en la zona restringida al tráfico.

Juan Carlos Ruiz añadió que el dispositivo especial de Navidad ha funcionado con normalidad, incluso con menos incidencias que otros años en el tráfico, salvo los días de mayor aglomeración. «Los conductores van asimilando los cambios y se van adaptando a ellos», indicó. Y quiso subrayar que la disminución en el tráfico no ha restado viandantes al centro y al mercado de San Francisco, y que si algunos sectores comerciales han hecho menos caja no ha sido por la peatonalización sino tal vez porque el frío tardó en llegar.

El horario de carga y descarga de los repartidores se mantiene: en el perímetro, hasta las 18 horas, y dentro del mismo, hasta las 11 por la mañana y de 4 a 6, por la tarde.

Fotos

Vídeos