Multa de 480 euros por un montaje del Cristo de la Amargura con su cara

Detalle del montaje que se colgó en Instagram y que propició la causa penal. /IDEAL
Detalle del montaje que se colgó en Instagram y que propició la causa penal. / IDEAL

El acusado de subir la imagen a su cuenta de Instagram se declaró culpable para que el Fiscal le rebajase los 2.160 que le pedía

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

El juzgado de lo Penal número 1 de Jaén ha condenado a D.C.D., de 24 años, al pago de una multa de 480 euros como autor de un delito contra los sentimientos religiosos por subir a Instagram un fotomontaje del Cristo de la Amargura, popularmente conocido en la Semana Santa de Jaén como El Despojado. El rostro de la imagen religiosa fue sustituido por el del acusado. La sentencia fue dictada ayer mismo de viva voz una vez que el acusado reconoció antes del juicio su culpabilidad y aceptó el pago de una multa de ocho meses a dos euros diarios, lo que supone un total de 480 euros.

Su conformidad ante el tribunal llevó a rebajar la petición inicial de pena del Ministerio Fiscal que solicitaba la imposición de una multa de 2.160 euros, sustituible por 180 días de prisión en caso de impago.

En abril de 2016 el joven subió a la red social una foto de Jesús Despojado en el que el rostro original había sido sustituido por el suyo, incluido el pearcing de la nariz.

La instantánea, ya borrada, iba acompañada del texto: «Sobran las palabras, la cara lo dice todo, Makaveli soy tu dios», en referencia al famoso rapero negro Tupac Shakur, fallecido en 1996 y conocido por el sobrenombre de Makaveli.

La cofradía de la Amargura localizó la imagen por internet y le remitió hasta dos requerimientos para conminarle a retirarla. También reclamaron que pidiera disculpas por lo que consideraron una falta de respeto hacia las imágenes religiosas. Al no conseguir nada, la junta de gobierno de la Hermandad de la Amargura aprobó acudir a la vía judicial.

Según recogió la Fiscalía en su escrito de calificación provisional el fotomontaje resultó ser una «vergonzosa manipulación del rostro de la imagen», lo que evidenciaba un «manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía con propósito de ofender».

Fotos

Vídeos