El mercado vuelve a la normalidad

Mercado de San Francisco, ayer./LORENA CÁDIZ
Mercado de San Francisco, ayer. / LORENA CÁDIZ

Aunque algunos puestos recuperaron la luz a las 3 de la madrugada, todos abrieron ayer | La principal incidencia es que el parking continúa cerrado. El Ayuntamiento ha eliminado la zona azul de dos calles para facilitar las compras

LORENA CÁDIZJAÉN

«Uy, huele todavía a humo, ¿no?». «¿Y tuvisteis que salir corriendo?» «Pero, ¿qué fue, una explosión?» «Y dicen que hay un hombre herido, ¿está mejor?». Son solo algunas de las frases del tema estrella de conversación ayer en el mercado de San Francisco. Conversaciones que se repetían en todos los puestos porque todos pudieron abrir finalmente con normalidad. Algunos tenían de nuevo luz desde las seis de la tarde del mismo día del incendio, pero otros tuvieron que esperar hasta las tres de la mañana, cuando los trabajadores de la subcontrata de Endesa dieron luz al último sector que seguía sin electricidad.

A simple vista, ayer parecía un día normal de mercado, a media mañana, con los pasillos llenos de gente haciendo sus compras navideñas. El principal problema fue para los que fueron al mercado en coche. El parking, donde tuvo lugar el incendio, originado en un transformador, continuaba cerrado al público y con los técnicos dentro, trabajando en la reparación.

Tampoco funcionaban los teléfonos de los puestos, una herramienta clave para los pedidos propios de estos días, ni los datáfonos, con lo que algún puesto tuvo que colgar el cartel de que no se podía pagar con tarjeta de crédito. Y tampoco el ascensor estaba operativo.

«Lo que más nos está afectando es que el aparcamiento esté cerrado. La gente sube con su coche y el que quiere hacer una compra más grande no puede. Deberían de abrir la Carrera y que la gente aparcara allí, ya que perdimos el día de ventas de ayer, que nos ayuden, que estos son los días más fuertes de venta, porque después viene enero y te quedas a dos velas», decía Julia, de la Boutique del Jamón.

Precisamente ayer, el Ayuntamiento anunció, a través del concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, Juan Carlos Ruiz, de que mientras se realizan los trabajos de arreglo de los daños producidos en el parking y hasta que quede abierto nuevamente, desde ayer quedará habilitada la zona azul de la calle Doctor Eduardo Arroyo y de la calle Muñoz Garnica como aparcamiento gratuito.

Eso significa que se anula el pago de la zona azul en estas dos calles, en horario de 7,00 a 15,00 horas. El concejal hizo además un llamamiento a los ciudadanos que vayan a dejar sus vehículos en estas dos zonas habilitadas como aparcamiento para que «lo hagan sólo el tiempo necesario para realizar las compras».

«Este imprevisto surgido en el parking de San Francisco no debe interferir para que los jienenses que vayan a realizar sus compras en el comercio de esta zona puedan tener zonas habilitadas para aparcar». El Ayuntamiento prevé que esta situación se extenderá durante tres o cuatro días más, «aunque se trabaja con el objetivo de abrir cuanto antes».

Aún con el susto

Ayer había opiniones para todo entre los comerciantes del mercado de San Francisco. Unos alababan el trabajo realizado para que se recuperara la normalidad lo antes posible y otros eran más críticos. Aunque todos coincidían en la mala suerte de haya ocurrido un suceso así en uno de los días más fuertes de ventas del año.

«Todavía estamos con el susto en el cuerpo», reconocía Miguel Cañizares, propietario de una carnicería. «Anoche a las doce y media de la noche y estábamos todavía aquí. Fueron dando la luz por turnos, y como una medida provisional. Es como si tu en tu casa te deja de funcionar un enchufe y pones una alargadera a otro, pues eso es más o menos lo que han hecho aquí, han hecho una trenza y han ido dando la luz puesto por puesto».

«Lo malo es que las Navidades estaban siendo muy buenas, como hace tiempo, y esto lo ha enturbiado un poco», se lamentaba ayer este comerciante. «¿Es que no había días en el año para que pasara esto? Ha ocurrido un día en el que el mercado estaba lleno de gente y las cámaras llenas de género. Es como si tu en tu casa compras todo el marisco y se te va luz».

«Estamos funcionando con normalidad, aunque con un poco de follón porque ayer era día de muchos encargos y hoy se ha acumulado mucho trabajo», cuenta Juani Moya, propietaria de una pollería, que como otros comerciantes, creía que ayer iba a ser un día de poca gente porque en las primeras horas de la mañana apenas había público. La gente estaba como a la expectativa y hasta media mañana no se llenó el mercado. «Ha venido una señora que tenía hecho un encargo y quería que se lo diera corriendo porque olía a quemado y le daba mucho miedo. Le he tenido que explicar que si estamos aquí es porque está todo normal», contaba.

«Al final lo que ha ocurrido ha sido sobre todo un susto, podría haber sido mucho peor si hubiera ardido algún coche. Han hecho un buen trabajo y en la medida en que han podido han dado la luz. Tenía tranquilidad porque la cámara tenía autonomía para unas horas y no había problema, pero si se hubiera alargado sí hubiera habido problema porque la cámara estaba a tope», explicaba.

«Los pedidos no los puedo hacer porque no me funciona el teléfono, tampoco me funciona el datáfono, y aunque ahora (a media mañana) hay mucha gente, esta mañana, a primera hora, había incertidumbre y hasta las diez de la mañana no ha empezado a llegar público. Además, llegaban y se encontraban que no podían acceder al parking», se quejaba Pedro Ortega.

«Anoche estuvimos aquí con los de Endesa hasta las tres de la mañana metiendo cometidas nuevas y ya se ha echado a andar todo. Nos han metido líneas nuevas y todo funciona a la perfección, el problema es el parking», explicaba Enrique Extremera, propietario de la carnicería del mismo nombre.

«El incendio provocó mucha humareda, pero gracias a Dios no rompió en llamas. Cuando nos dijeron que había que desalojar metimos todo en la cámara y se cerró herméticamente. Y esta madrugada cuando echaron a andar los motores, estaba a seis grados, así que perfecto».

Herido

Por otra parte, el único herido que dejó el incendio del martes, el trabajador de la subcontrata de Endesa, que sufrió heridas en la cara y la mano, evoluciona favorablemente. Fuentes de la Delegación de Salud explicaron ayer que ni siquiera tuvo que ser ingresado en el hospital.

Fotos

Vídeos