Mantenimiento Urbano recupera el pulso tras el incendio de sus naves

Un nuevo camión para trabajar./IDEAL
Un nuevo camión para trabajar. / IDEAL

Con vehículos prestados de otras áreas ya está desarrollando una intensa labor por toda la ciudad y tendrá nuevas dependencias

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

Los equipos de Mantenimiento Urbano están de nuevo en la calle. Trabajando «al 100%», según confirmó ayer a través de redes sociales el concejal responsable del área, Juan José Jódar, que insistió en el agradecimiento a los responsables de otras áreas municipales y a los trabajadores para que apenas tres días laborables después de que un fuego destruyese vehículos, materiales y herramientas con las que se trabajaba en pequeñas reparaciones urbanas se haya recuperado la normalidad.

En los últimos días los empleados municipales han faenado en la calle Fernando IV, arreglo de bancos en Plaza de las Batallas, colocación de maceteros en Plaza de la Constitución y Plaza San Francisco. También en el colegio Gloria Fuertes, y en la caldera del colegio María Zambrano, en el inicio de pintado en vallado en parque Gloria Fuertes, y para reprogramar la calefacción colegio Martín Noguera y en la terminación del pintado de bancos en Plaza San Juan.

El Centro Especial de Empleo, por su parte, se empleó en la limpieza de hojas en la Ciudad de los Niños, plantación de ciprés limón y nandina en la calle los Álamos, trabajos de mantenimiento en el parque de la plaza Empresario Diego Torres, plantación en el Pósito y y Paseo de la Estación.

El concejal Jódar insistió en el restablecimiento de la normalidad dentro del área después de tres días laborables tras el fuego. «Un incendio grave que ha causado mucho daño en enseres y vehículos, pero se ha vuelto a la calle».

El concejal tuvo palabras de elogio para los trabajadores del área y para sus compañeros de corporación, especialmente para Juan Carlos Ruiz, responsable de Policía Local, que puso rápidamente a su disposición algunos vehículos con los que poder empezar a desplazar a los trabajadores de mantenimiento por el casco urbano.

Jódar también señaló que la «investigación apunta a la intencionalidad y al uso de acelerantes para causar el máximo daño», pero pidió prudencia y «no ir más allá» hasta que se tengan todos los datos.

Confirmó que a principios de año se podrá trasladar Mantenimiento Urbano a la Escuela Taller, «con lo que se gana notablemente en unas instalaciones mejores, algo que redunda en beneficio del servicio que se presta a la ciudadanía».

Fotos

Vídeos