Luchando por la mujer desde cualquier rincón

Miembros de la Asociación de Mujeres Nuevo Renacimiento de Bedmar./IDEAL
Miembros de la Asociación de Mujeres Nuevo Renacimiento de Bedmar. / IDEAL

La Asociación de Mujeres Nuevo Renacimiento de Bedmar nació hace más de 25 años y ha ido evolucionando para trabajar por la igualdad entre hombres y mujeres

CARMEN CABRERAALMERÍA

Esta ha sido una semana importante para las mujeres que, con el lema de 'si nosotras paramos, se para el mundo' han querido reivindicar sus derechos en diferentes ámbitos. El acto más reivindicativo ha sido el paro femenino convocado el 8 de marzo, el primero de estas características que se ha celebrado en España. Y estaban convocadas (o bien con paros puntuales durante dos horas o bien durante las 24 horas del día) a parar en el trabajo para alzar la voz contra la precariedad, la brecha salarial o el 'techo de cristal'. Pero también en otras esferas como la educación contra los valores heteropatriarcales, así como en el consumo para no comprar o adquirir solamente lo esencial con el fin de mostrar el descontento a la explotación de la imagen de la mujer o el IVA a productos de primera necesidad. Por último, el paro se convocó también en todo lo concerniente a los cuidados de menores y mayores en el domicilio, así como las tareas domésticas, una labor que realizan de forma gratuita y que no está ni mucho menos valorado.

Tanto a los paros parciales y la huelga total, así como a los diferentes actos que se han sucedido a lo largo de la semana, se han sumado muchas mujeres de la provincia. De localidades grandes, pero también de núcleos pequeños de población, en donde estas mujeres realizan una labor continuada y dinamizadora, aunque no siempre lo suficientemente reconocida.

Una de ellas es la Asociación de Mujeres Nuevo Renacimiento, de Bedmar. Con este nombre lleva funcionando 22 años, aunque ya antes trabajaba con otro nomenclatura, por lo que hace poco que cumplió su 25 aniversario. El objetivo de su creación fue el mismo que el de otras muchas entidades parecidas que nacieron por la misma época: «Era una forma de que las mujeres salieran de sus casas, ya que no era habitual que lo hicieran solas, y menos en los pueblos pequeños», cuenta su presidenta María Dolores Sánchez. Hacían diferentes actividades como manualidades y cocina.

Sin embargo, la asociación ha ido evolucionando y, aunque continúa teniendo un componente lúdico, hoy en día son otros sus objetivos, más comprometidos con la formación y la búsqueda del reconocimiento de los derechos de la mujer.

Realizan actividades durante todo el año: talleres de lengua de signos, de empoderamiento, iniciación a internet, viajes culturales, encuentros con otras asociaciones de la comarca de Sierra mágina... También trabajan con el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), y colaboran estrechamente con el Ayuntamiento de Bedmar, así como con otras asociaciones del pueblo que les piden ayuda para muchas actividades.

María Dolores reconoce que en la asociación hay más mujeres mayores que jóvenes, algo que se extiende a muchas de las entidades de féminas de la provincia. «Tenemos una lucha constante para que se produzca un relevo generacional que consideramos que es esencial para que la asociación siga perviviendo y también el espíritu con el que se mueve», cuenta María Dolores. Sobre los motivos de que las jóvenes no terminen de integrarse en este tipo de colectivos, la presidenta considera que «hoy en día los jóvenes se agrupan sin necesidad de pertenecer a una asociación, les gustas ir a su aire». En cualquier caso, piensa que «poco a poco vamos dando pequeños pasos para que se interesen en este tipo de entes».

En cuanto a la situación de la mujer, la presidenta afirma que «hemos avanzado en temas como que la mujer ya no necesita estar en una asociación para salir de su casa y juntarse con las amigas. Sin embargo, reconoce que «hay muchas cosas por hacer todavía y por conseguir». «Necesitamos avanzar hacia una igualdad entre hombres y mujeres que hoy en día no es real», añade. Lo ve en ejemplos como que «invitamos a los hombres a venir a nuestras charlas, porque ellos son esenciales en el camino hacia la igualdad, pero muchos son reacios porque consideran que no les atañe».

En cuanto a las actividades que han desarrollado por el día 8 de marzo, han programado una gran diversidad de actividades. Empezaron con visitas en sus domicilios a las mujeres que no pueden salir por alguna enfermedad o la avanzada edad. Les llevaron un clavel y un lazo, acompañándolas.

También se ha llevado a cabo el tradicional homenaje a una mujer mayor de la localidad, así como una visita a la residencia de ancianos. Igualmente, han celebrado una charla por la igualdad, así como una sesión de gimnasia.

Las actividades continuaron con otra charla sobre cómo se consiguió el voto femenino. El día 7 de marzo se desarrolló una concentración en la plaza del Ayuntamiento y el día 8 fueron en un autobús a Jaén para participar en la manifestación de la capital.

El viernes continuaron con un rastrillo benéfico en el que ofrecieron chocolate y tortas a los asistentes. El dinero recaudado se destinará a la Asociación ALES. El sábado por la tarde se celebró una misa por las mujeres fallecidas a causa de la violencia de género. Los actos finalizaron el domingo con paella para todas las mujeres del pueblo, en la que colaboró también el Ayuntamiento.

Ahora toca pensar en las actividades programadas para el próximo año, mientras prosiguen con su calendario de formación y actos lúdicos a lo largo de todo 2018, porque la asociación no para de trabajar en todo el año.

Temas

Iam, Jaén

Fotos

Vídeos