El juzgado de Violencia de Género incluye un servicio para víctimas

Cobo, segunda por la izquierda, en su visita a las instalaciones./IDEAL
Cobo, segunda por la izquierda, en su visita a las instalaciones. / IDEAL

La Junta ensalza que se convierte en un referente nacional con la inclusión del SAVA y de la Unidad de Valoración Integral del IML en las mismas dependencias

CARMEN CABRERAJaén

El Juzgado de Violencia de Género de Jaén ha incluido en sus dependencias al Servicio de Atención a las Víctimas de Andalucía (SAVA) y a la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género del Instituto de Medicina Legal para ofrecer una mejor atención y reforzar la asistencia jurídica y psicológica. La delegada del Gobierno, Ana Cobo, destacó ayer estas mejoras tras la reunión mantenida con la magistrada y con la fiscal delegada de Violencia de Género, Isabel Moreno y Gracia Rodríguez, respectivamente, para analizar el resultado de esta iniciativa en sus primeros tres meses.

«Si bien el SAVA atiende a víctimas de todo tipo de delitos, resultaba necesario que se trasladase a un juzgado de competencia penal, como el de Violencia de Género, que es de donde proceden la mayor parte de las víctimas que atiende anualmente, ya que más del 50 por ciento de las víctimas usuarias del SAVA lo son de violencia de género», subrayó Cobo.

Valoró la ventaja que supone compartir instalaciones en el mismo edificio ya que esta cercanía «propicia una atención inmediata, permitiendo que todos los recursos del SAVA estén en contacto fluido con la Fiscalía y la jueza».

Además, al compartir espacios con la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género, «se evitan desplazamientos para pruebas periciales facilitando el proceso por el que deben atravesar las víctimas, ahorrando procedimientos y contribuyendo también a que no se retire la denuncia».

En una planta del mismo juzgado se ha instalado una consulta para médico y psicólogo forenses de la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género, mientras que la planta baja acoge el SAVA, quedando integrado en el juzgado, pero independiente del mismo, lo que garantiza la intimidad y tranquilidad de la sala de espera para víctimas.

Tanto la fiscal como la magistrada han manifestado que la configuración actual del juzgado supone un avance extraordinario y un ejemplo de funcionamiento a nivel nacional. Durante 2017 se han atendido en el SAVA a 709 personas, de las cuales a 367 se les ha abierto expediente como víctimas de delito (el 70% de estas personas usuarias son mujeres) y a 342 se les ha abierto hoja de atención, y de los 367 expedientes, el 48% son víctimas de violencia de género.

Además, se han realizado 3.562 actuaciones desde el ámbito jurídico, psicológico y social con las personas usuarias del SAVA.

Fotos

Vídeos