Jaén busca desesperadamente pediatras

Un pediatra examina a un niño en la consulta./REUTERS
Un pediatra examina a un niño en la consulta. / REUTERS

El Sindicato Médico señala La Carolina y las zonas rurales, como las más necesitadas de especialistas | La Administración insiste en que no hay profesionales en la bolsa de trabajo, pero el sindicato cree que con mejores condiciones laborales, sí se encontrarían

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZ

Los últimos en salir a la calle fueron los padres de Castillo de Locubín, a comienzos de este mes de octubre. En mayo se quedaron sin pediatra por su traslado y desde entonces un pediatra iba dos veces en semana a pasar consulta durante dos horas. Tiempo insuficiente, denunciaban. Al final, la administración escuchó su protesta y ha ampliado el servicio a tres días en semana. No hay más. Y no hay más porque no hay pediatras, ni en Jaén, ni en Andalucía, ni en España.

Es un gran problema que la Administración argumenta cada vez que alguna zona de la provincia levanta la voz ante esta situación y que los sindicatos reconocen, aunque aseguran que la situación en Jaén podría mejorar «si se ofertaran contratos con mejores condiciones laborales», aseguran Enrique Vilar, Bernabé Castro, Francisco Praena y José Antonio Álvarez, del comité ejecutivo del Sindicato Médico.

«Estamos de acuerdo en que hay situaciones coyunturales, como ocurre en Alcalá la Real, en la que un pediatra se da de baja y no hay nadie para cubrir esa baja. Si ya cuesta encontrar a alguien para una interinidad, menos para una baja, pero hay otros puestos, como el de La Carolina, que si podrían ser una buena plaza, y no hay pediatra», denuncian. Según Praena, el caso más sangrante de la provincia es La Carolina, una localidad con 15.000 habitantes y que no tiene pediatra, aunque sí a un médico de familia cubriendo la plaza de pediatra.

Este verano, con la ausencia de ese médico, que según la Delegación de Salud ya ha vuelto a su puesto, fueron muchas las protestas de los vecinos, con lo que se llevó a pediatras del hospital y de otros centros de salud, como de Bailén, para que vieran a los niños por la tarde.

Además de en La Carolina, el sindicato denuncia la falta de estos profesionales en Alcalá la Real, en Alcaudete, en Porcuna... y sobre todo en las zonas rurales, «que es donde la población infantil es más vulnerable, es donde más falta hacen los pediatras», denuncian.

«Hay una falta de pediatras especialistas en casi todos los pueblos de Jaén. Solo en los núcleos más poblados, la asistencia la prestan los especialistas», en el resto son los médicos de familia quienes tienen que asumir esta función, obligatoriamente. «Además, no es infrecuente que los médicos de familia que hacen funciones de pediatría abandonen la plaza en cuanto pueden debido a la sobrecarga asistencia y emocional de sus funciones».

Más tiempo

El sindicato también defiende que atender en Pediatría requiere de más tiempo que una consulta de un médico de familia. Tiempo que los pediatras no tienen. Los cuadros que presentan los niños «obligan sistemáticamente a realizar una exploración exhaustiva de los mismos», explican, entre otros motivos. Y además, el tiempo que se tarda en vestir y desvestir a un niño no es el mismo que emplea un adulto.

Desde la Delegación provincial de Salud, su titular, Teresa Vega, vuelve a contestar a estas demandas asegurando que «no localizamos pediatras».

Es más, en la reforma de Atención Primaria en la que trabaja actualmente el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que contempla la incorporación inmediata de profesionales a todos los niveles para reforzar este eslabón de la atención sanitaria, no se ha incluido a ningún pediatra para incorporarse a Jaén. «Hubiera dado igual que hubiéramos dicho que venían dos o tres, no hay pediatras», insiste Teresa Vega.

Ante esto defiende que «un médico de familia con experiencia puede hacer perfectamente la labor, y de hecho lo está haciendo, con muchas familias satisfechas».

«Le pido a los sindicatos que llamen también a otras puertas, como a la del Gobierno central, que impuso la tasa reposición del 10% en 2012, lo que ha hecho un daño tremendo a la sanidad y a la educación. De aquellas tormentas estos lodos», aseguró Vega.

Fotos

Vídeos