La incidencia de la gripe supera la de 2017 sin haber alcanzado aún el pico

Un joven se suena la nariz mientras camina por la calle./IDEAL
Un joven se suena la nariz mientras camina por la calle. / IDEAL

Se sitúa en 360 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que cerca de 6.000 jienenses la habrían sufrido ya

Laura Velasco
LAURA VELASCOJAÉN

Aún no ha llegado lo peor y la incidencia de la gripe en la provincia duplica el dato registrado por estas fechas en 2016. La tasa de incidencia se sitúa en 360 casos por cada 100.000 habitantes, y la tasa acumulada sería de 844 casos. Este dato, extrapolado a la provincia de Jaén, indica que unos 5.900 jienenses habrían sufrido ya la gripe, según indicaron ayer fuentes sanitarias, a la espera de alcanzar el pico. En la pasada campaña, un total de 8.000 jienenses sufrieron la gripe. Con los datos de 2018, todo indica que estos casos se superarán, y pronto.

Estas cifras subirán esta semana «casi con toda seguridad» y puede que en la próxima también si continúa el frío, aunque bajarían si llueve, «porque así se limpia la atmósfera de estos virus». A partir de ahí, «lo normal es que descienda, porque las previsiones indican que aumentarán las temperaturas y lloverá más», agregaron las citadas fuentes sanitarias.

En 2017, durante esta misma semana la incidencia alcanzó los 172 casos por cada 100.000 habitantes. La tasa acumulada por aquel entonces era de 326 casos por cada 100.000 habitantes. En otras palabras: en las mismas fechas de 2017, unos 2.280 jienenses habían pasado la gripe, casi tres veces menos que este año, aunque entonces fue calificada solo de media-alta.

La gripe ha pegado con fuerza en el recién estrenado año. Antes del dato más reciente -844 casos por cada 100.000 habitantes-, la última cifra de incidencia era de 265 casos por cada 100.000 habitantes, que se dio en la última semana de 2017.

La incidencia de la gripe comenzó a subir hace unas semanas, con el consiguiente aumento de trabajo en las urgencias de los hospitales de la provincia. El aumento se debe precisamente «al frío y a las reuniones familiares y de amigos en comidas y cenas, donde se junta mucha gente y hay apretones de manos, besos y ambientes cargados, que facilitan la transmisión del virus».

Así, la incidencia del 18 al 24 de diciembre en la provincia de Jaén era de 85 casos detectados por 100.000 habitantes, «que suelen ser algo más, pero no todos se detectan», señalan las mismas fuentes, lo que supuso que subieron 23 casos más que en la semana anterior, que fueron 62 por 100.000 habitantes. La tasa empezó a subir a partir del 17 de diciembre, cuando se detectaron 47 casos por 100.000 habitantes, porque antes no se había detectado casi ninguno.

La incidencia en la provincia de Jaén es muy similar a la del resto de Andalucía, algo habitual al ser la jienenses una de las provincias más frías y más al norte de la comunidad.

Las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas -bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica- y pacientes pluripatológicos, cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

Estas fechas suelen ser muy complicadas para las personas mayores, repuntando además los casos de gripe, lo que provoca más fallecidos en personas con una salud ya delicada de antemano.

8.000 casos en 2016-2017

Unos 8.000 jienenses pasaron por la gripe durante la temporada 2016-2017, donde el pico se concentró en la última semana de enero, con una incidencia de 405 casos por 100.000 personas, una cifra «considerablemente alta».

Asimismo, se trataba de una incidencia mucho mayor -más del doble- que la temporada anterior, cuando no se llegó a los 200 casos, pero inferior a las de las dos anteriores, cuando se superaron los 460, por lo que se podía considerar como «alta», pero no «muy alta» ni «extrema», porque para ello se deben superar los 500 casos.

Fotos

Vídeos