Publirreportaje

La importancia de un diagnóstico correcto

La importancia de un diagnóstico correcto
Pese a que las hemorroides son una patología muy frecuente entre hombres y mujeres, existe cierto tabú a la hora de hablar de ellas
R. I. JAÉN

Las hemorroides son unas almohadillas localizadas al final del recto que intervienen en el mecanismo de continencia anal. En ocasiones se hinchan e inflaman, a menudo como consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino. Otros factores incluyen el embarazo, el envejecimiento, el estreñimiento crónico o la diarrea. El síntoma más común de las hemorroides es el sangrado sobre las heces, en el papel higiénico o con goteo en el water.

Pese a que son una patología muy frecuente entre hombres y mujeres, existe cierto tabú a la hora de hablar de ellas. Esto, unido al desconocimiento, provoca que las personas mantengan oculto el problema y, lo que es peor, se automediquen. «El problema es que no todos los sangrados son por las hemorroides y eso conlleva a error. Hay mucha gente que tiene sangrado por una fisura, pero lo achacan a las hemorroides y empiezan a seguir un tratamiento por su cuenta o recurren a pomadas y al final acaban perjudicándose», explica Antonio Gómez Ortega, experto coloproctólogo licenciado por la Universidad de Navarra y especialista en cirugía general y del aparato digestivo y enfermedades de mama. Gómez Ortega hace hincapié en la importancia de un diagnóstico correcto, por eso anima a acudir a un especialista ante cualquier hemorragia rectal para investigar las causas y aplicar el tratamiento adecuado.

Los profesionales de la clínica dirigida por Antonio Gómez Ortega van a poner en marcha próximamente técnicas novedosas con láser en la cirugía de las hemorroides y las fístulas. El empleo de láser está dando buenos resultados y va a provocar mucho menos dolor a los pacientes.

Fotos

Vídeos