La gripe sigue 'pegando fuerte' en la provincia pese a las lluvias

Imagen de la campaña de vacunación. /ALFREDO AGUILAR
Imagen de la campaña de vacunación. / ALFREDO AGUILAR

Únicamente con los diagnosticados ya son más de siete mil los jienenses enfermos, aunque los datos apuntan a que debería comenzar el descenso ya

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

La gripe ha pegado con fuerza en el nuevo año y sigue cerca de su pico. La epidemia, que en esta campaña se ha presentado además con especial virulencia, se ha adelantado y se resiste a marcharse, habiéndose superado ya la incidencia de la pasada. La tasa de la última semana fue de 345 por cada cien mil habitantes, un poco más baja que la anterior, que era de 360, lo que puede significar «que el pico más alto se ha pasado». Influye también la lluvia del fin de semana pasado, que limpia la atmósfera. También el fin de las grandes reuniones navideñas, focos donde la enfermedad se propaga con más facilidad.

La tasa acumulada ya es de 993, por lo que son unos siete mil jienense los afectados y detectados, una cifra muy inferior a la real, ya que muchos no llegan ni siquiera a pasar por consulta. La incidencia en la provincia está por encima de la media a nivel andaluz, aunque no es la más afectada por el momento. La elevada incidencia tiene también su reflejo en las urgencias, con esperas importantes en algunos momentos. El sindicato SATSE ha llegado a reclamar al director gerente del Complejo Hospitalario de Jaén el Plan de alta frecuentación 2017-2018, ante lo que considera un incumplimiento de la Ley de transparencia de la Junta de Andalucía ya que no se les ha informado de los detalles del plan.

993
casos por cada cien mil habitantes es la tasa acumulada ya en Jaén, contando solo los diagnosticados.
345
casos por cada cien mil habitantes es la tasa de la última semana, quince menos que la anterior.

En ese mismo escrito, denuncia «la sobrecarga de trabajo a la que se están viendo sometidos los trabajadores en base al incremento de ingresos y de pacientes aislados, así como los continuos traslados internos de pacientes, al confirmar que precisan aislamiento.

Las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas -bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica- y pacientes pluripatológicos, cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

Qué no hacer

Estas fechas suelen ser muy complicadas para las personas mayores, unido a los casos de gripe, lo que provoca más fallecidos en personas con una salud ya delicada de antemano. Eso se está notando por ejemplo en los tanatorios de la capital, el Ciudad de Jaén y el de San José, según reconocen sus responsables, «con más movimiento», aunque sin colapsar como ha ocurrido en Granada con esperas de hasta 24 horas para lograr sala para velar a los fallecidos.

Para prevenir se han vuelto a reproducir los consejos de anteriores campañas como son el lavarse las manos frecuentemente, no automedicarse o protegerse del frío y la humedad.

Fotos

Vídeos