Fiestas estivales en el pueblo

Familiares y amigos disfrutan de unas migas ayer en las fiestas de Espeluy.
Familiares y amigos disfrutan de unas migas ayer en las fiestas de Espeluy. / IDEAL

El regreso de emigrantes por las vacaciones de verano hace que aumente la población en muchos municipios

LEONARDO LÓPEZJAÉN

Dicen que como en casa, en ningún sitio. Con la llegada del mes de agosto, la mayoría de la gente disfruta de sus vacaciones y aprovechan para viajar, pasar unos días en la playa, en la montaña o volver a casa; al pueblo. La vuelta a casa por verano hace que la población de los pequeños municipios, ya no solo de la provincia, sino del país en general, crezca en estos meses estivales. Aunque ese aumento de gente se nota en mayor o menor medida dependiendo de la localidad.

Oficialmente, la provincia de Jaén cuenta con un total de 97 municipios, de los cuales la mayoría son pequeños pueblos de entre 1.000 y 5.000 habitantes como máximo. No obstante, hay otros muchos que no llegan al millar de habitantes y es ahora en verano cuando llegan o, al menos, se acercan a esas cifras. En cambio, hay casos excepcionales en los que los pueblos crecen muy notablemente.

Es el caso del municipio de Villarrodrigo. Situado en la comarca de la Sierra de Segura, a 171 kilómetros de la capital jienense, esta localidad triplica su población en esta época del año. «De menos de 500 habitantes que hay a lo largo del año, en verano pasamos a ser alrededor de unos 2.000 como mínimo», aseguró el alcalde villarrodrigueño, José Ángel Olivas.

Al haber crecer tanto la población en este mes de agosto, esta localidad jienense aprovecha para celebrar fiestas municipales y actividades culturales y de ocio. El próximo 24 de agosto comenzarán las fiestas patronales en honor al San Bartolomé, el patrón del pueblo, aunque antiguamente las fiestas se celebraban tanto en agosto como en septiembre.

«Ahora es difícil para un pueblo pequeño hacer frente a dos meses de fiestas», explicó José Ángel Olivas. Por eso, es ahora en agosto cuando tienen lugar todas las actividades relacionadas con las fiestas patronales y será en septiembre cuando tendrán lugar los tradicionales encierros.

Las actividades que se llevarán a cabo en las fiestas villarrodrigueñas serán las que se llevan haciendo estos últimos años; las tradicionales verbenas, la procesión del patrón o la instalación de un cine de verano entre otras.

Sin embargo, según dijo el alcalde la localidad, «los encierros es lo que más tirón tiene». Desde el pueblo se puede observar como los toros corren al aire libre junto con la gente que participa con sus caballos. «En uno de los encierros del año pasado llegamos a contar más de 60 caballos», señaló Olivas.

En otras localidades

Por otra parte, otros municipios como Jimena también notan un ascenso de su población, aunque no tanto como Villarrodrigo. Situada a 36 kilómetros de Jaén capital, esta localidad apenas cuenta con un millar de habitantes durante el año. «La población aquí a lo largo del año es de unos escasos 1.000 habitantes y en verano crece en torno a los 1.500», afirmó un administrativo del Ayuntamiento jimenato.

Pese a no haber unas fiestas municipales como tales, el consistorio aprovecha este fenómeno para celebrar actividades culturales tradicionales durante todo el verano como verbenas, teatros y actividades para los más pequeños.

Aunque también ha llegado a esta localidad actividades que están de moda estos últimos años, como es la famosa Zombie Survival. Este evento ya ha tenido lugar en algunas ciudades y pueblos de la provincia, y consiste en sobrevivir a una apocalipsis zombie en la que la gente huye de los muertos vivientes para no convertirse en uno de ellos.

Por otra parte, el 26 de agosto se celebrará un concurso flamenco, en el que ya se está trabajando con las fases preliminares.

A los más pequeños

La vuelta de la gente a los pueblos en periodo vacacional también es algo que se ha extendido a los pueblos más pequeños de la provincia. Uno de ellos es el municipio de Higueras de Calatrava, situado en la comarca de La Campiña y que pueblan alrededor de 620 higuereños.

«En verano la población sube en torno a 150 o 200 personas más que vienen de lugares Madrid, Barcelona o el País Vasco a pasar las vacaciones», explicó el alcalde de la localidad, Juan de Dios Ortega.

En Higueras de Calatrava, este mes se celebrarán las fiestas patronales de San Roque, que anteriormente se celebraban en septiembre. «Llevamos unos años celebrando las fiestas patronales en agosto que es el mes en el que más gente está de vacaciones y vuelven al pueblo», señaló Juan Ortega.

Las actividades que se llevarán a cabo serán las típicas; carreras de cintas, de motos, de caballos, exhibiciones de trial con motos y bicicletas y torneos de fútbol entre otros. No obstante, tal y como dijo el alcalde higuereño, todos los años tratan de incluir «algo nuevo» y este año la novedad será el desfile de moda flamenca.

Espeluy, localidad situada en la comarca de La Campiña, al igual que Higueras de Calatrava, y con una población de 666 habitantes según el último censo realizado el pasado mes de enero, es otro de los pequeños municipios jienenses que notan este crecimiento de población. «En verano, la población crece un 30% o 40% más, llegando a algo más de 800 habitantes», afirmó José Fernández, administrativo del Consistorio espeluseño.

Aquí, las fiestas municipales ya han comenzado. En ellas se llevarán a cabo actividades muy variadas como campeonatos de fútbol, petanca o dardos. Pero la actividad más famosa de las fiestas tendrá lugar hoy con los 'Cantos', donde se repartirán en la plaza bollos de pan con aceite, tomate, pepino y bacalao acompañado de cerveza y refrescos gratis.

Fotos

Vídeos