Un caso que se extendió a toda Andalucía

La investigación sobre las recetas del Servicio Andaluz de Salud recayó en el Seprona de la Comandancia de la Jaén, que durante meses rastreó millones de archivos digitales en busca de pruebas de delito. Una vez presentadas al juzgado sus conclusiones respecto a la provincia de Jaén (con citaciones para declarar como investigados a todos los farmacéuticos titulares de una botica) se dio cuenta a la Fiscalía Superior de Andalucía para que trasladase el tema a las fiscalías provinciales, para comprobar qué ocurría en el resto de Andalucía.

Fotos

Vídeos