Sin exclusión financiera «garantizada»

El director general de Caja Rural de Jaén, Enrique Acisclo, primero por la derecha, junto a su familia. /M. Á. C.
El director general de Caja Rural de Jaén, Enrique Acisclo, primero por la derecha, junto a su familia. / M. Á. C.

La Caja Rural de Jaén mantendrá abiertas las 170 oficinas, presente en todos los pueblos de la provincia, a pesar de que 20 «no dan dinero»

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Jaén podrá seguir presumiendo de que tiene, al menos, una sucursal bancaria en todos sus pueblos. Que no la haya, la denominada exclusión financiera, desgraciadamente común en la mayoría de provincias, es un grave contratiempo para la población de una localidad a la hora de realizar cualquier tipo de gestión, en especial para personas mayores. En Granada, sin ir más lejos, afecta a 35.000 granadinos. En Jaén, a ni uno y seguirá siendo de este modo. Así lo aseguró ayer el director general de la Caja Rural de Jaén, Enrique Acisclo, antes de iniciar su conferencia en un salón de actos de la Real Sociedad Económica Amigos del País lleno y con numerosas autoridades, titulada 'Caja Rural de Jaén, banca resiliente'. «Más allá de las cifras destaca la función y labor que realiza la caja, de proximidad y apoyo al entorno económico. Contamos con 170 oficinas bancarias, con presencia en todos los pueblos de la provincia y vamos a seguir», afirmó, garantizando la continuidad de todas. En torno a una veintena, 'no dan dinero'. Es la única entidad con presencia en todos los municipios de Jaén. En 32 localidades sola. «Hemos abierto en pedanías o localidades donde otras entidades han cerrado. Es el caso de Noguerones o la estación Linares-Baeza», indicó. Entrando en números, mueve «5.300 millones de euros de negocio, activos invertidos 3.000 millones. Beneficios generados, casi 20 millones», explicó Acisclo.

El director general de la entidad realizó también una radiografía de la provincia y de la situación actual, minimizando el efecto que pueda tener una campaña de aceituna 'menguada' de manera importante con respecto a la del año pasado. «La provincia de Jaén se mueve y no solamente por la campaña de aceituna. Digamos que tiene un efecto psicológico, pero realmente no tiene un gran movimiento económico por ser más alta o más baja que afecte especialmente. Sí afecta al estado de ánimo, al incremento del consumo, a la adquisición de maquinaria, pero no es especialmente significativo», valoró.

En cuanto al sector financiero, «se ha vivido un periodo de reestructuración, pero tras esta de Bankia no creo que haya más. La Caja Rural de Jaén no va a hacer ningún proceso de reestructuración», subrayó. Respecto al nombre de su conferencia, aclaró que «resiliencia es un término pedagógico que significa la capacidad para adaptarse a entornos complejos y salir fortalecido ¿por qué banca resiliente? La Caja Rural de Jaén ha tenido multitud de situaciones complejas en su vida, en sus 61 años (se constituyó en 1957), y últimamente todos hemos visto las reestructuraciones del sector bancario. Y hemos salido fortalecidos. Hoy nadie pone la imagen de Caja Rural de Jaén en duda», aseveró.

Fotos

Vídeos