«España es líder en Europa en reproducción asistida y donde existen más clínicas»

Jesús Aguilar, que dirige un laboratorio de fecundación in vitro./IDEAL
Jesús Aguilar, que dirige un laboratorio de fecundación in vitro. / IDEAL

España está en lo más alto en reproducción asistida, con avances tanto en la congelación de embriones como en determinar si estos son portadores de enfermedades Jesús Aguilar Experto en reproducción asistida

Laura Velasco
LAURA VELASCO

En el año 2015, los recién nacidos vivos en España de técnicas de reproducción asistida supusieron un 8,6% del total. Dos son los bloques que mayores cambios han experimentado: la posibilidad de congelar embriones con altas tasas de supervivencia y determinar si el embrión es portador de enfermedades de origen genético. Avances que pueden apreciarse directamente en España, el país europeo con las técnicas más pioneras. Desde 2011, Jesús Aguilar (Jaén, 1980) dirige un laboratorio de fecundación in vitro en la Clínica IVI, en Vigo, siendo todo un experto en la materia.

-¿Qué se entiende por reproducción asistida?

-Son técnicas que utilizamos desde los laboratorios de reproducción asistida para cuatro aspectos diferentes. La primera, ayudar a parejas que después de un año manteniendo relaciones sexuales sin protección no son capaces de conseguir un embarazo. También, ayudar a tener descendencia a personas con enfermedades genéticas transmisibles, permitiendo que estas no se trasmitan a sus hijos, por ejemplo, en pacientes seropositivos. Un tercer punto sería preservar la fertilidad de personas de aquellos que no quieren ser padres ahora, preservando por ejemplo los óvulos de la mujer para el futuro. El cuarto aspecto sería preservar la fertilidad de pacientes que por motivos médicos ven que pueden tener en un futuro impedimentos para tener hijos, si por ejemplo van a recibir un tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

-¿Cuál de estas técnicas es la más común?

-Las de parejas o mujeres solteras que desean recurrir a tener un bebe. Hay que tener en cuenta las parejas del mismo sexo que acuden, que no son estériles porque no existe un problema médico, simplemente no hay un espermatozoide, tanto en el caso de que sean dos mujeres como en el de una sola. Lo que más abundaría serían parejas de hombre y mujer; pareja de mujeres y mujer sola.

-¿Qué determina el éxito del tratamiento?

-Hay distintos grados de esterilidad. Algunas son severas, como el señor que no tiene espermatozoides y hay que recurrir a una biopsia de testículos; o la mujer mayor que ya no tiene suficiente calidad en los óvulos. Hay otras más sencillas, como la mujer que tiene obstrucción en las trompas pero sus ovarios funcionan bien, esa técnica sería más sencilla. Depende de la etiología de la esterilidad.

-¿La esterilidad se adquiere o se nace con ella?

-No es que se nazca con ella, el principal problema que tenemos hoy en día es la edad de la mujer. Se ha retrasado la concepción, empiezan la menarquía con 12 o 13 años y con 45 o 46 años están con la menopausia. Dependiendo de la zona geográfica, la media de los usuarios suele estar por los 37 o 38 años, más próxima a la menopausia que a la menarquía. La edad va en detrimento de la fertilidad, con factores que pueden verse afectados, como la endometriosis o el síndrome del los ovarios poliquísticos; y otros pueden adquirirse, como el señor que trabaja estando expuesto a tóxicos o tiene obesidad, que también influye.

-¿Cuáles son los avances científicos más destacables de los últimos años?

-Uno de los grandes saltos fue la posibilidad de congelar embriones y óvulos con altas tasas de supervivencia, la llamada vitrificación de óvulos, que evita la formación de cristales de hielo dentro de las células y favorece la supervivencia en la descongelación para preservar los óvulos de manera eficiente.

Otro avance gracias a las técnicas de biología molecular y secuenciación de ADN es el ser capaces de determinar mediante el estado de las células del embrión si tiene una carga genética correcta, y estudiar si es portador de enfermedades de origen genético. Estos son los dos grandes logros de los últimos seis o siete años.

-¿Es posible entonces que un bebé nazca sano gracias a estas técnicas?

-Estas técnicas permiten seleccionar embriones libres de enfermedad, que no sean portadores de ella y transferirlos a la mujer. Aquí, en Vigo, conseguimos que naciese un bebé sano cuyos padres padecían un cáncer de origen genético. Se consiguió que el niño no fuese portador ni lo sufriera.

Para esto necesitamos los permisos de la Comisión nacional de reproducción asistida, formada por profesionales que estudian cada caso y dan permiso a las clínicas para hacer la selección de embriones. Ellos intervienen en los casos especiales, que tienen que contar con su permiso.

-¿Está España a la vanguardia o a la cola en reproducción asistida?

-Es líder europea en técnicas de reproducción asistida, siendo el país de Europa donde hay más clínicas. La Ley de 2006 nos regula, ha permitido el desarrollo de esta especialidad médica en España y que sea líder en Europa.

-¿Ha beneficiado la reproducción asistida a la sanidad privada?

-Debido a la gran cantidad de usuarios que la demandan en la sanidad pública se derivan muchos pacientes a la privada, porque las listas de espera para estos tratamientos gratuitos son elevadas, quizás de 18 a 23 meses, y aquí jugamos con el handicap de que cuanto más edad tenga la mujer, peor. La privada cuesta dinero, pero la gente hace esfuerzos, porque es importante el deseo de tener un hijo.

-Habló en Jaén hace un par de meses de las repercusiones éticas y sociales de la reproducción asistida, ¿cuáles son los puntos más destacables?

-Van encaminadas a las nuevas tecnologías de genética molecular. Cada vez hay más herramientas para sanar a nivel genético y conseguir que los gametos sean funcionales. Todo está regulado por comités éticos y principios. Hay grandes posibilidades y todo depende de cómo se utilicen, es importante la regulación y la ética profesional.

Como cualquier avance, las líneas de manipulación genética generan controversia, es un tema complicado.

Fotos

Vídeos