Doble golpe contra la droga en la provincia

Invernadero en la nave del polígono Quiebracántaros de Jaén capital. / POLICÍA NACIONAL

Al menos veinte detenidos en una operación con cerca de 200 agentes en La Carolina y Segura de la Sierra | Otras tres personas fueron arrestadas tras desmantelarse un 'macroinvernadero' de marihuana en un polígono de la capital

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

La Carolina amaneció ayer con una escena que parecía de película: calles cortadas, puertas echadas abajo, más de un centenar de agentes de la Guardia Civil y decenas de la Policía Nacional llevándose a una veintena de personas detenidas y vecinos arremolinados y estupefactos ante la operación antidroga de mayor envergadura en cuanto a despliegue de efectivos en la provincia de los últimos años, «desde la Triunfal (2015) y la Tripol (2013)», según recalcaban ayer fuentes de la Benemérita.

La operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el tráfico de drogas en La Carolina y la Sierra de Segura, arrojaba ayer la cifra de una veintena de detenidos, pero no se descartan nuevos arrestos, porque la investigación sigue en curso. Es el resultado provincial de los más de una docena de registros que se llevaron a cabo en el barrio de El Cerro, en La Carolina.

En el caso de Beas de Segura solo se produjo un registro con el resultado de una persona detenida, según informó ayer Europa Press por fuentes policiales próximas a la investigación. Fue un juzgado de La Carolina el que autorizó los diferentes registros domiciliarios que comenzaron a llevarse a cabo a partir de las 6:00 horas de ayer.

Entre las sustancias intervenidas se encuentran centenares de plantas de marihuana procedentes de al menos dos plantaciones que han sido desmanteladas, así como pequeñas cantidades de cocaína y heroína, además de numerosos efectos de dudosa procedencia que podrían corresponder con objetos robados.

La operación se encuentra bajo secreto de sumario. Los detenidos «están organizados, pero no son de un clan de una familia», explican fuentes de la Guardia Civil. La veintena de arrestados, por falta de espacio en La Carolina, fueron repartidos por dependencias de la Guardia Civil de toda la provincia y de la Policía Nacional de Linares, así como de algún municipio en donde la Policía Local cuenta con calabozo a la espera de poder pasar a disposición judicial.

Ayer durmieron en los calabozos, hasta pasar por el Juzgado de Instrucción de La Carolina, por lo que gran parte podría seguir hoy en dependencias policiales. Inicialmente se les acusa de delitos contra la salud pública por traficar con droga en distintos puntos de la geografía jienense ya que sus operaciones se habían extendido a varios municipios de la provincia.

No fue el único golpe importante contra la droga en general y la marihuana en particular, en boga actualmente, que tuvo lugar ayer en la provincia. La Policía Nacional detuvo también a otras tres personas y desmanteló un macroinvernadero con secadero de marihuana en una nave del polígono de Quiebracántaros de Jaén, que se encontraba totalmente cerrada, insonorizada y con sus ventanas tapiadas para taponar el característico olor de esta planta.

Los agentes habían recibido diferentes informaciones sobre la existencia del invernadero, constatando con la empresa suministradora de electricidad el altísimo consumo que se estaba defraudando, tanto a la compañía como a los ciudadanos.

La 'Operación Quiebracántaros' se saldó hasta el momento con la detención de tres personas y la incautación de 1.415 cogollos de marihuana secados y listos para su dosificación, 127 lámparas halógenas, dos máquinas industriales de aire acondicionado, una bomba de agua, dos depósitos de agua, diez ventiladores y miles de metros de cable eléctrico. Junto a ello, más de 120 transformadores, conducciones de aire, material de cultivo y cientos de metros de conducción acuífera.

Las investigaciones se iniciaron ante diversas informaciones que manifestaban la existencia de una nave en un polígono industrial de la capital donde se podía estar cosechando plantas ilegales de marihuana.

Gracias a chivatazos anónimos

Con las informaciones anónimas recabadas, los investigadores del Grupo de Estupefacientes constataron que la nave había sido alquilada por una de las arrestadas, residente en una localidad de la provincia de Granada en el pasado marzo.

Los investigadores habían diseñado un dispositivo especial de vigilancia en los alrededores de la zona, detectando, a altas horas de la madrugada, un vehículo que abandonaba el lugar tomando dirección hacia Granada.

Al día siguiente, tras realizar maniobras de reconocimiento por el polígono vigilado y tras tomar las medidas oportunas de seguridad con el fin de detectar la presencia policial, estacionó a la altura de la nave registrada, momento en el que los agentes que formaban parte del dispositivo de vigilancia les requirió la apertura de la nave, encontrando el macroinvernadero desmantelado, procediendo a su detención.

La nave estaba perfectamente estructurada y diseñada, con paneles insonorizados, sellado de puertas y ventanas con el fin de ocultar el fuerte olor que desprende la marihuana, un complejo sistema eléctrico y de riego y 1.415 plantas que se encontraban en su fase de secado. Las investigaciones siguen abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

Fotos

Vídeos