Directores de instituto piden recursos para evitar problemas de convivencia

Los directores buscan más autoridad para evitar problemas de convivencia como los que han trascendido últimamente ./FOTOLIA
Los directores buscan más autoridad para evitar problemas de convivencia como los que han trascendido últimamente . / FOTOLIA

Exponen la necesidad de mayor autoridad, «no personalizada en el director, sino en la Comisión de Convivencia Escolar»

Laura Velasco
LAURA VELASCOJAÉN

Más recursos para hacer frente a las situaciones delicadas que se producen en centros escolares, con algunos casos muy sonados en las últimas semanas. Es lo que demanda la Junta directiva de la Asociación de Directores de instituto de Andalucía (Adian), que se reunió ayer en Jaén. Solicitan, en referencia a aspectos relevantes de la gestión de centros de Secundaria sobre los que pretenden elevar propuestas de mejora a la Consejería de Educación, más autoridad para evitar problemas de convivencia como los que han trascendido últimamente y una mayor asignación de personal de administración y servicios (PAS), por la carencia en este ámbito de un mínimo de 300 trabajadores.

Según expuso a Europa Press el presidente de Adian, Gabriel Ureña, para prevenir y corregir problemas de convivencia se requieren «más recursos y competencias a la dirección de los centros». «En la Administración educativa no hablan mucho de qué hay que hacer en cuanto a acciones preventivas sobre acoso, que incluso pueden desembocar en situación del ámbito sexual como los últimos que han sucedido», precisó Ureña, que expone la necesidad de mayor autoridad «no personalizada en el director, sino en la Comisión de convivencia escolar».

Adian aboga en este sentido por acciones preventivas, pues «a veces las medidas sancionadoras son tan garantistas que es difícil corregir conductas negativas». En cuanto al déficit de personal, este afecta a la calidad del servicio que deben prestar los institutos, según la asociación, que lo califica como «una de las principales preocupaciones». Faltan, como mínimo, 300 personas, especialmente en servicios de oficina y conserjería, contra lo cual Ureña apuesta por hacer relaciones de puestos de trabajo (RPT) para ver qué necesita cada centro.

La clave, al respecto, apunta por una parte al traslado de muchos administrativos que se han ido a otras consejerías, con la consiguiente «descapitalización» de los institutos sin posterior reposición y, por otra, con la gestión que realiza Función Pública, que «tiene otra sensibilidad».

Por otro lado, Adian lamentó que los programas de formación para el ejercicio y actualización de la función directiva no se están llevando a cabo de forma satisfactoria, ya que no se ha contado con el colectivo y se está haciendo de forma «muy enlatada y cerrada, con falta de flexibilización y adaptación a las realidades cotidianas».

«Para la mejora de la educación es imprescindible flexibilizar los currículos, abrirlos a las necesidades y expectativas del alumnado, en lugar de currículos 'enlatados', homogéneos para todos los centros, sin tener en cuenta el contexto social y cultural del alumnado y de sus familias», señaló el presidente.

La convicción de que los directores tienen que ser escuchados en el marco del diálogo del nuevo Pacto Social por la Educación, sin «repetir el error de la LOMCE»; o la necesidad de mayor confianza de las administraciones por el hecho de que las normativas vigentes contemplan la autonomía pedagógica y organizativa de los centros sin que esta sea real fueron otros de los puntos tratados.

Por último, se reflexionó sobre las temáticas que se abordarán en las XVIII Jornadas autonómicas de Directores de instituto que, con el título 'Autonomía, gestión y estructuras operativas de los institutos', se celebrarán en Sevilla los días 21 y 22 de febrero.

Casos recientes

Las agresiones entre compañeros o de alumnos a profesores son lamentablemente más frecuentes, o al menos salen más a la luz últimamente. Es el caso de la presunta violación de un niño de 9 años por cuatro compañeros de entre 10 y 13 años en un colegio de la comarca sierra de Cazorla, que causó conmoción la semana pasada en todo el territorio nacional.

La agresión se produjo dentro del centro y a la hora del recreo, según el testimonio de la familia del menor agredido. No era la primera vez que el niño sufría acoso por otros compañeros en el colegio y había sido amenazado para que no contara nada. El menor fue atendido en el centro de salud del pueblo, y luego en el hospital de Úbeda.

La Guardia Civil acabó hace días su trabajo en torno a los hechos, al igual que la Fiscalía, con el archivo del expediente. Los cuatro menores implicados, todos con edades por debajo de los 14 años, no tienen responsabilidad penal por su edad.

En otra provincia andaluza, Málaga, se ha producido también recientemente una agresión entre alumnos. Precisamente ayer Save the Children exigió que se activen todos los protocolos necesarios para garantizar la protección del menor y que se preserve su intimidad y la de su familia, tras la denuncia que investiga la Fiscalía de Menores de Málaga por una supuesta agresión sexual a un menor de 14 años con una discapacidad intelectual del 41% por parte, presuntamente, de un compañero del instituto de su misma edad y su hermano de once años.

La ONG lamenta que según informaciones recientes, la víctima, que se encuentra recibiendo tratamiento psicológico, continúa acudiendo a clase con sus agresores, a pesar de que la familia ha presentado al juzgado una solicitud de orden de alejamiento contra estos.

Fotos

Vídeos